¿Usted votaría por ellos?

 ¿Usted votaría por ellos?

En el entendido, que unas de las la funciones medulares del comunicador es la de dar a conocer los hechos y sus probables consecuencias para ampliar los modos de pensar y que las personas actúen de manera razonable, así como la de informar a la sociedad sobre asuntos que le sean de interés. En esta ocasión, este aprendiz de reportero expondrá las pretendidas candidaturas a la presidencia municipal de Minatitlán por parte de dos personajes que, he de reconocer, son producto de la cultura del esfuerzo.

En el caso del empresario, ex priista o simpatizante del PRI -como él mismo lo hizo público-, Rafael Mathey Maldonado, a la postre candidato por el partido Nueva Alianza a la presidencia municipal de Minatitlán en 2017, ahora resulta que pretende ser candidato por Morena o su coalición a la alcaldía del mismo municipio.

Recordemos que el 4 de junio de 2017, Rafael Mathey solo obtuvo 3,342 sufragios al participar el 50.0773%, de una lista nominal de 116,941 votantes, cantidad que le fue suficiente para obtener la regiduría duodécima que ostenta Guadalupe Andrade Cruz; quien, olvidándose que llegó por Nueva Alianza, desde un principio se convirtió en la aliada más sumisa del presidente municipal por Morena Nicolás Reyes Álvarez.

Carente de la más mínima capacidad política, lealtad partidista y dignidad, Rafael Mathey se quita la máscara y se revela como el indiscutible maestro del engaño y disimulo de Guadalupe Andrade, al aceptar hacerse cargo de la Secretaría del Ayuntamiento -del 21 de febrero de 2018 al 14 de marzo del 2018- por invitación de Nicolás Reyes, pero solo demoró 22 días en el puesto; al demostrar también nula capacidad administrativa y vocación de servicio. 

Disfrazado ahora como representante del Comité Municipal en Minatitlán de la Coordinadora Veracruzana “Úrsulo Galván”, integrante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), Rafael Mathey ya anda en campaña política apoyando con programas sociales a habitantes de la zona rural, principalmente.

Es un secreto a voces en Minatitlán que Mathey Maldonado cuenta con el apoyo del inútil y autoritario alcalde morenista Nicolás Reyes, para lograr la candidatura por Morena a la presidencia municipal. Y aseguran las malas lenguas que tiene como asesor de “lujo” al recién y supuesto exdirector del departamento de comunicación social de Reyes Álvarez, Ignacio Lázaro Domínguez.

Martín Gracia Vázquez renunció al PRI después de 35 años de militancia y pertenecer a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), sector obrero que lo impulsó para ser regidor, y después ostentar la sindicatura única en el ayuntamiento de Minatitlán; al ganar la alcaldía el priista José Luis Sáenz Soto (2014-2017).

A los abogados Martín Gracia y José Luis Sáenz se les reconoce haber logrado la municipalización del servicio de agua y alcantarillado – conocida antes como Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS)-, gracias a la controversia constitucional que los anteriores ediles presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Servicios que el alcalde morenista Nicolás Reyes, aprovechando la sumisión de la mayoría de los ediles, convirtió en una dirección que solo beneficia a sus intereses políticos y personales; en perjuicio de la ciudadanía y en flagrante violación al Art. 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Pero también es necesario recordar que el ex síndico no quiso o no le permitieron llegar hasta las últimas consecuencias sobre el supuesto desvío de los 69 millones de pesos que Banobras prestó a la administración de la ex alcaldesa priista Guadalupe J. Porras David (2008-2010), para construir el puente Minatitlán-Capoacán. Deuda de más de 100 millones de pesos que terminaron pagando los también ex alcaldes priistas Leopoldo Torres García (2011-2013) y José Luis Sáenz-Héctor Damián Cheng Barragán (2014-2017), y denuncia que, tiro por viaje, exhibía ante los medios de comunicación y en cabildo la regidora perredista con Saénz Soto, Juana Isabel Morales Aguirre “La Potra”.

Aunque Martín Gracia, reitero, es un ejemplo de la cultura del esfuerzo, es probable que las ciudadanas y ciudadanos bien informados del acontecer político local cuestionen y duden de su sorpresiva renuncia al PRI. Pero, sobre todo, recuerden que él pudo no haber presentado o continuado con la supuesta denuncia legal contra la corrupta Guadalupe J. Porras, en su calidad de síndico único y representante legal del ayuntamiento.

Después de que el abogado Martín Gracia declarara públicamente que se quedaría en su despacho y continuaría dando clases, de no ser llamado por el PRI para contender por algún cargo de elección popular el próximo 6 de junio, también resulta que ahora podría ser candidato por el partido Fuerza por México a la presidencia municipal de Minatitlán, con el apoyo del senador suplente por Morena y líder nacional de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) Pedro Haces Barba.  

Nadie más que usted amable lector de Minatitlán podrá analizar y decidir por quién votar el próximo 6 de junio. Sin perder de vista a los que ahora buscan el poder con organizaciones o partidos afines a Morena, después de que durante muchos años el PRI les brindara la oportunidad para obtener poder político, cargos y demás prebendas. 

Es evidente que estos personajes pretendan identificarse con el refrán que cita: “Hay veces es necesario abandonar el barco porque necesitamos mares más grandes”. Pero, en lo personal, les quedaría más a modo el refrán que para estos menesteres indica: “Cuando el barco se hunde (llamado PRI), las ratas son las primeras en huir”.

 c. e.: elesquijote47@hotmail.com

         www.facebook.com/esquijote

         (@Andrs52_quijote) | Twitter

cel.: 922 102 8951

Andrés Rodríguez Cabrera

http://www.plumasdelgolfo.com

Notas relacionadas

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *