“Una gran noticia que no es tal”

 “Una gran noticia que no es tal”

Sin duda, México no puede presumir de la buena alimentación de sus habitantes. Y esto no solo por aquellos que no tienen qué comer, sino porque incluso aquellos que si tienen los recursos, comen en forma poco equilibrada, ocasionando que seamos un país con gran cantidad de personas con sobrepeso y esto a su vez provoque enfermedades como diabetes, hipertensión, etc. 

Desde hace años la Secretaría de Salud, sexenio tras sexenio ha buscado implementar programas para motivar el que todos hagamos ejercicio y comamos en forma más equilibrada todos los tipos de alimentos. Y al mismo tiempo, se han generado normas oficiales más estrictas para quienes producen alimentos a fin de reducir los porcentajes de azúcar, sodio y grasas. Por desgracia todos esos esfuerzos han fracasado, ya que la gente, por falta de recursos o por falta de educación, sigue comiendo mal y sin hacer ejercicio.

Ayer el Congreso de Oaxaca, queriendo solucionar esta situación, cuando menos en el caso de los niños y adolescentes, decidió que ninguno de ellos podrá adquirir o recibir, -salvo mediante su padre, madre o tutor legal- cualquier alimento envasado que sea alto en grasas saturadas o trans, azúcares o sodio. 

Así como usted lo acaba de leer, si usted es abuelito o tío de un menor de edad en Oaxaca y le regala un arroz con leche envasado, o un jugo de cajita o unas golosinas, está usted violando la ley, igual si usted es mamá, papá o tutor legal de un menor, olvídese de mandarlo al súper o la tiendita a comprar un litro de aceite o la gran mayoría de los abarrotes que se venden, porque en cumplimiento con la norma oficial mexicana,  usted podrá ver con los nuevos etiquetados que la mayoría de los productos es alto en algo. 

Se entiende la intención del Congreso de Oaxaca, pero creer que la medida aprobada es correcta, me parece infame, ya que las familias seguirán comprando lo que   normalmente adquirían, ya sea porque es para lo único que les alcanza o porque no tienen la educación que les permita elegir de mejor manera. En un momento donde además los pequeños negocios se encuentran operando con pinzas por la grave crisis económica, me parece que era más adecuado estimular la producción de alimentos que realmente beneficien a los niños y generar programas y contenidos escolares que realmente enseñen una vida saludable, algo que de hecho,  aplaudo, se de como materia a partir de este ciclo escolar. 

Razonamientos como los de hoy se parecen más a políticas, como cerrar el metro porque ahí asaltan. O a no conducir porque mucha gente muere en accidentes de tránsito.

Urge trabajar en la salud de todos los niños de México, pero se tiene que hacer pensando bien las estrategias y buscando equilibrios. 

Viva México

Ferdinard Recio López

Licenciado en Derecho, especializado en Derecho Electoral, en Derecho Fiscal y Administrativo, con estudios en materia de administración de Empresas, Consultoría Política, Campañas Políticas y Alta Dirección de Organismos Empresariales, en instituciones académicas como Harvard University y George Washington University, entre otras. Fue Director General de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), donde actuó como representante del sector empresarial mexicano ante el Business and Industry Advisory Commitee de la OCDE, ante la Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo. Fue Director de la Revista Pulso Legislativo y cuenta con amplia experiencia en procesos y campañas electorales. Ha sido Delegado de México ante la Comisión de Población y Desarrollo de Naciones Unidas en 4 ocasiones. Ha asesorado Gobernadores, Alcaldes, Legisladores Federal y Locales, tanto en sus procesos de elección, como en sus gestiones de gobierno y representación popular. Desde hace más de 10 años, se dedica al cabildeo y a brindar asesoría política en México a integrantes de todos los partidos políticos. Además de participar en distintas organizaciones de la sociedad civil, destacando el MOVIMIENTO VIVA MÉXICO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *