Un grito en el desierto

 Un grito en el desierto

La libertad de expresión en nuestro país es considerada un derecho fundamental, además de ser un derecho humano. Este derecho, se encuentra previsto en nuestra Constitución Política Federal en el artículo 6 y su correlativo derecho de imprenta en el numeral 7, del mismo ordenamiento fundamental, esto es importante decirlo, y que los países como México que se consideran democráticos lo respeten. 

Las mañaneras al ser un programa que utiliza la presidencia de la república para informar los sucesos relevantes de la cuarta transformación, están en el límite de la legalidad, al igual que la prensa esta en todo su derecho de emitir información al respecto del gobierno en turno, tal ha venido siendo el caso en estos años de democracia que llevamos, sin embargo, la censura está a la vuelta de la esquina, con la nueva sección que se le ocurrió al presidente para desmentir las noticias falsas.

Esto es una afrenta a los medios de comunicación, además de un atentado a la libertad de expresión y de imprenta, un flagrante desprestigio hacia el Estado de Derecho, una palpable muestra de lo que le importa al presidente realmente; esto es perpetrarse en el poder. Lo anterior me recuerda al supremo poder conservador instaurado por Santa Anna. Empero, la clase media, los periodistas que también desprecia, siguen alzando la voz, para que no suceda lo que acontece hoy en Venezuela; un gobierno comunista.  Ejemplo al caso con el llamado “gas Bienestar”, nos percatamos también que su modelo económico es más conservador, palabra acuñada en este gobierno, para denostar y desprestigiar, valga la aclaración. 

Pongamos en términos simples la nueva sección de la mañanera propuesta por el presidente, es una forma de intentar manipular a las masas con la utilización de los recursos del Estado, es esa constante búsqueda de tener “la verdad absoluta” si es que eso es posible, a pesar de esto la crítica siempre es buena para crecer, la crítica constructiva nos ayuda a mejorar, a buscar por lo menos otras respuestas a las que nosotros podamos tener, no obstante, el presidente no oye o no quiere oír el grito desesperado de millones de familias mexicanas que hoy en día viven al día, acechados por la inseguridad que les espera a la vuelta de la esquina.

No oye o no quiere oír a los especialistas que le dicen con datos duros que el barco se está hundiendo, la soberbia lo ciega, es por eso que le molesta la prensa, es por el mismo motivo que la clase media es denostada, precisamente las personas con estudios superiores, esas personas que se esforzaron por concluir estudios profesionales para obtener una mejor calidad de vida, esas personas que en palabras coloquiales se “quemaron las pestañas”, para tener un título universitario, que pagan sus impuestos, y que se ganan la vida de forma licita, hoy son mal vistos, simplemente porque critican lo que les parece que no está bien en la administración actual.

La inseguridad no es un tema que le preocupe al presidente, los delincuentes no son malos en su visión de gobierno, los malos son los otros, los periodistas, la clase media y todo aquel que se oponga a su forma de gobernar y de hacer política, esos deben ser repudiados, acechados públicamente, y exhibidos para que el mundo vea que son los que lastiman al país. A pesar de todo lo anterior los buenos periodistas, los verdaderos intelectuales, los académicos, el empresario, el pequeño comerciante, los que tenemos la fortuna de tener estudios universitarios, seguiremos alzando la voz, aunque solo sea un grito en el desierto, pero al fin gritando, algún día nos tendrán que escuchar. 

Tal vez este gritando en el desierto, pero gritando, mientras permanezcamos callados nadie nos va escuchar.

Jesús Norberto García Salas

Licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana, también, se formó como técnico informático en CECATI 31. Cuenta con cursos sobre la reforma en materia de derechos humanos SCJN, así como en materia electoral impartidos por el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz. Fue consejero Electoral Distrital y Municipal en las elecciones de 2016 y 2017. Es docente en diversas instituciones de nivel medio superior y superior. También, ha destacado por impartir diversos cursos en materia laboral y sobre derechos humanos. Titular en el despacho jurídico García Dorantes y asociados.

Notas relacionadas

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *