Trump quiere que los demócratas paguen más de $72 millones en daños.

El expresidente Donald Trump presentó una demanda por difamación de $72 millones contra la fallida candidata presidencial demócrata Hillary Clinton y varias otras figuras demócratas por su papel en la perpetuación de la ahora infame historia de que Trump conspiró con el gobierno ruso para manipular las elecciones presidenciales de 2016.

“Actuando en conjunto, los Demandados conspiraron maliciosamente para tejer una narrativa falsa de que su oponente republicano, Donald J. Trump, estaba en connivencia con una soberanía extranjera hostil”, se lee en la demanda de 108 páginas , presentada en el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Sur de Florida. “Las acciones tomadas para promover su esquema (falsificación de evidencia, engaño a las fuerzas del orden público y explotación del acceso a fuentes de datos altamente confidenciales) son tan escandalosas, subversivas e incendiarias que incluso los eventos de Watergate palidecen en comparación”.

Además de Clinton, los acusados ​​incluyen al Comité Nacional Demócrata (DNC), la consultora prodemócrata Fusion GPS (contratada por la campaña de Clinton para encontrar información dañina sobre Trump), el abogado de la campaña de Clinton, Michael Sussman, el exsocio legal de Sussman, Mark Elias, el ex director del FBI de la administración Obama, James Comey , el asesor de seguridad nacional de la administración Biden, Jake Sullivan, el ex agente de inteligencia británico y autor del notorio expediente Steele desacreditado Christopher Steele, varias de las fuentes de Steele, y el ex abogado del FBI Kevin Clinesmith , quien se declaró culpable de falsificar la FISA orden utilizada para espiar al asesor de campaña de Trump de 2016, Carter Page.

La demanda alega que las personas nombradas orquestaron una conspiración “diseñada para paralizar la candidatura de Trump a la presidencia al fabricar un escándalo que se usaría para desencadenar una investigación federal infundada y encender un frenesí mediático”. Busca más de $ 72 millones en daños, argumentando que el engaño de la colusión rusa obligó a Trump a “incurrir en gastos por un monto que se determinará en el juicio, pero que se sabe que supera los veinticuatro millones de dólares ($ 24,000,000) y continúa acumulándose, en forma de costos de defensa, honorarios legales y gastos relacionados”.

La demanda también sostiene que “las consecuencias de las acciones de los Demandados no se limitaron a la denigración pública” y los honorarios de los abogados, sino que también llevaron al gobierno federal a perder “tiempo, recursos y dólares preciosos de los contribuyentes”.

Tras la victoria de Trump sobre Clinton en 2016, los demócratas rápidamente culparon de su derrota a las afirmaciones de que Trump se había confabulado con el gobierno ruso para obtener una asistencia en gran medida indefinida para ganar las elecciones. En mayo de 2017, el exdirector del FBI, Robert Mueller, fue designado fiscal especial para investigar la interferencia rusa en las elecciones y, a pesar de los numerosos ejemplos de sesgo prodemócrata y anti-Trump de su parte , el informe final de Mueller de marzo de 2019 admitió que “no identificó evidencia de que personas estadounidenses conspiraron o se coordinaron con” los esfuerzos del Kremlin para “provocar y amplificar la discordia política y social en los Estados Unidos”, incluida cualquier persona involucrada en la campaña de Trump, para elamarga decepción de los activistas de izquierda en ese momento.

Las perspectivas de la demanda en los tribunales aún están por verse. El abogado de extorsión Jeff Grell dijo a Reuters que se puede determinar que el caso queda fuera del plazo de prescripción de cuatro años en casos de extorsión, aunque dada la naturaleza continua de muchas de las actividades, queda por ver cuándo terminará finalmente ese período de cuatro años. determinarse que ha comenzado.

Por CALVIN FRIBURGO.

LIFE SITE NEWS.

Leave a reply