Trump condena el racismo y el supremacismo blanco en EE UU tras la matanza de El Paso.

 Trump condena el racismo y el supremacismo blanco en EE UU tras la matanza de El Paso.

Tras un fin de semana en que dos tiroteos con armas de fuego han causado un total de 30 víctimas en El Paso (Texas) y Dayton (Ohio), el presidente Donald Trump ha hecho un llamamiento este lunes para que Estados Unidos condene “el racismo, la intolerancia y el supremacismo blanco”. El republicano no ha propuesto una reforma al control de armas durante la rueda de prensa en la Casa Blanca: “Las enfermedades mentales y el odio aprietan el gatillo, no las armas”. Así mismo ofreció hoy condolencias a México por las siete personas de ese país que fueron asesinadas durante el tiroteo en la ciudad de El Paso, Texas.

Donald Trump dijo este lunes que quiere una legislación para que a los asesinos en masa se les aplique la pena de muerte y enfrenten ejecuciones “rápidas”, después de que cuatro tiroteos la semana pasada dejaron 34 muertos, declaró que los tiroteos masivos en Texas y Ohio fueron “ataques nefastos” y “crímenes contra toda la humanidad”.

Estas matanzas bárbaras son ataques a nuestras comunidades, un ataque contra una nación y un crimen contra toda la humanidad,

Dijo Trump en un discurso en cadena nacional desde la Casa Blanca”.

Y (con) una voz, nuestra nación debe condenar el racismo, el fanatismo y la supremacía blanca. Estas ideologías siniestras deben ser derrotadas. El odio no tiene lugar en Estados Unidos. El odio deforma la mente, devasta el corazón y devora el alma.

Donald Trump

Este lunes, poco antes de la rueda de prensa, el presidente Trump ha propuesto un mayor control de armas a través de una futura reforma migratoria. El presidente también ha instado a republicanos y demócratas a ponerse de acuerdo para “lograr fuertes verificaciones de antecedentes [para comprar armas], quizás uniendo esta legislación con la tan desesperadamente necesaria reforma migratoria”.

Debemos detener la glorificación de la violencia en nuestra sociedad. Esto incluye horripilantes y espeluznantes videojuegos que ahora son comunes,

declaró.

La Cámara de Representantes, controlada por demócratas ha pasado leyes que incluyen revisiones más estrictas para quienes quieren comprar armas de fuego, pero los republicanos en el Senado no han hecho nada al respecto. Trump también ha incumplido promesas de endurecer las leyes de armas. El fin de semana, el mandatario trató de asegurar a los estadunidenses que estaba lidiando con el problema y defendió su administración ante las críticas sobre el tema de las armas.

Hemos hecho mucho más que la mayoría de las administraciones,

dijo Trump, sin dar más detalles.

Realmente hemos hecho mucho. Pero quizás haya que hacer más,

agregó.

El Paso, donde Crusius mató a tiros a 20 personas posicionándose como el mayor crimen de odio contra los hispanos de la historia moderna de EE UU, ha ocupado durante meses el centro del debate migratorio. Trump ha convertido a esta ciudad de 680.0000 habitantes, binacional y bilingüe, en una de las más seguras del EE UU, en la encarnación de una frontera en crisis. Los demócratas han denunciado las condiciones en los centros de detención saturados en la zona. La ciudad ha vivido el mayor aumento en la estadística de detenciones de migrantes hasta junio, en comparación con el mismo periodo del año pasado. Las detenciones de familias han sido particularmente llamativas, con un total de 117.612 frente a 6.326 en el mismo periodo de 2017.

La población de El Paso es abrumadoramente hispana y la mayoría de los residentes son ciudadanos estadounidenses, así informa Data USA. Los residentes de Ciudad Juárez visitan a menudo el centro comercial en el que ocurrió la masacre este sábado. Texas, de la que forma parte El Paso, ha relajado recientemente algunas restricciones a la posesión de armas. Este año, según la Asociación Estatal del Rifle de Texas, el gobernador Greg Abbott ha firmado 10 leyes aprobadas por los legisladores que reducen los controles en escuelas, empresas y lugares de culto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *