Suprema Corte de Justicia de la Nación, “Casa tomada”

 Suprema Corte de Justicia de la Nación, “Casa tomada”

La suprema Corte de Justicia de la Nación el 24 de enero del año cursante, emitió un criterio jurisprudencial que resuelve la contradicción de tesis número 327/2019, sustentada por tribunales colegiados, en el sentido del tope en las pensiones jubilatorias, mismas que quedaron en 10 salarios mínimos para la llamada generación de transición, aquella que laboró cuando aún estaba la ley del seguro social de 1973 pero que al aprobarse la Ley del Seguro Social de 1997, puede optar por el esquema que prefiera; no obstante lo anterior, la diferencia entre ambas era el tiempo de cotización; para no entrar en más detalles, una exigía un mínimo de 500 semanas de cotización la otra 1,250 semanas respectivamente, pero la ley del 73 marcaba el tope en 10 salarios mínimos en su numeral 33, mismo que en la ley del 97 es de 25 salarios mínimos en el numeral 28. Ahora bien, los antecedentes de este asunto los encontramos en las resoluciones de tribunales colegiados con los siguientes números de identificación: 85/2010, 671/2017, 46/2019, y 803/2018.

Con lo anterior, se puede interpretar como una “Casa Tomada”, valga el símil del gran cuento del escritor argentino Julio Cortázar, puesto que en esa narración, una casa habitada por dos hermanos, poco a poco es tomada por “fuerzas oscuras” y son sacados de la misma sin saber cómo llego a suceder.

El máximo órgano jurisdiccional de nuestro país en materia de derechos humanos emite un criterio, que a nuestro parecer vulnera derechos fundamentales, derivado de que está aplicando la norma más lesiva al particular, no la que debería ser más favorable, atendiendo el principio pro personae que se encuentra en el artículo primero de nuestra constitución, violenta el principio de interpretación más favorable al trabajador derivado del numeral 18 de la Ley Federal del Trabajo, los numerales 14 y 16 de nuestra constitución, luego entonces, nuestra corte ha sido tomada volviéndose la Corte como una “Casa tomada”, pasa del deber y obligación de “garantizar derechos” a “vulnerarlos con descaro”, ahora los jubilados que se encuentran en litigio solo les resta ahorrar para que les alcance la parca pensión.

Los tribunales ahora deberán aplicar el criterio jurisprudencial en comento, puesto ya es ley, parafraseando a Jorge Ibargüengoitia, en su articulo “examen de conciencia patriótica”, publicado en “Instrucciones para vivir en México”, todos los defectos que tiene México podrían cambiarse, sin embargo, otra vez las “fuerzas oscuras” siguen fomentando esos defectos.

México, en el abandono total de sus garantías.

Jesús Norberto García Salas

Licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana, también, se formó como técnico informático en CECATI 31. Cuenta con cursos sobre la reforma en materia de derechos humanos SCJN, así como en materia electoral impartidos por el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz. Fue consejero Electoral Distrital y Municipal en las elecciones de 2016 y 2017. Es docente en diversas instituciones de nivel medio superior y superior. También, ha destacado por impartir diversos cursos en materia laboral y sobre derechos humanos. Titular en el despacho jurídico García Dorantes y asociados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *