Suprema Corte de Justicia de la Nación – Casa Tomada II

 Suprema Corte de Justicia de la Nación – Casa Tomada II

La Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió procedente la consulta para enjuiciar a los ex-presidentes de México, hoy vemos con zozobra que una vez más, el poder político sometió al Derecho, sobra decir que los mexicanos tenemos derecho a la justicia como lo dice la constitución federal en el numeral 17, sin embargo, esos no son los modos, la Diosa Themis hoy a quedado más vendada de los ojos que nunca. 

Derivado de que es un sinsentido, hacer una consulta para aplicar la ley, puesto que la ley no se somete a votación, la ley está para cumplirse, si existen elementos para juzgar a los expresidentes, y el gobierno los conoce, pues que inicie con los procesos judiciales respectivos, pero a la cuarta trasformación le gusta más el circo y la maroma, ejemplo el de la rifa que no salió, y el gobierno tuvo que comprar los boletos.

Ha este gobierno se le da más la campaña política que las soluciones, vemos un presidente que se desvive en las mañaneras en exhibir a todo aquel que no coincide con su forma de pensar, como nos haces falta Ibargüengoitia para ponerle un poco de humor a esta tragedia mexicana, donde vemos que se rifa un avión que ni siquiera se va a rifar, donde se hacen refinerías en predios donde las ranas serian felices, donde una pandemia que es vista a nivel mundial como una tragedia, al presidente le cae como anillo al dedo.

Pero lo de la corte va mas allá, la división de poderes debe de prevalecer en un estado de derecho, pero el mismo presidente menciono, que de no considerarse constitucional la consulta iba a proponer reformar el artículo 35 de la ley suprema del país, para efecto de la consulta popular, lo que vemos es “lo que diga el dedito del presidente: se hace”, ya sea de una forma u otra. 

Los ministros fueron más políticos que juristas y aceptaron la constitucionalidad de la consulta, para quedar bien y no patear el pesebre, la dejaron del siguiente modo:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminados a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Con lo anterior, podemos decir que la división de poderes está supeditada a lo que beneficie a la eterna campaña del presidente, y que los intereses políticos valen más que el bienestar de  los mexicanos, mexicanos que claman justicia verdadera, que desean que se acaben los feminicidios, que no haya más violencia ni inseguridad, que existan guarderías, tratamiento para el cáncer para los niños, que existan empleos con buenos salarios, no mayor número de  programas asistencialistas que se convierten en propaganda política. 

Para finalizar, “Una Mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, frase que se le atribuye a Joseph Goebeels, un ministro de Hitler, y esto es lo que vemos en cada una de las decisiones que le salen mal al presidente, porque para el todo le sale “requetebién”, al menos en su forma de ver las cosas, no obstante, ese país de las maravillas, en el que según el presidente se ha convertido nuestro país bajo su gobierno, solo existe en su imaginación. 

¡Una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad!

Jesús Norberto García Salas

Licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana, también, se formó como técnico informático en CECATI 31. Cuenta con cursos sobre la reforma en materia de derechos humanos SCJN, así como en materia electoral impartidos por el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz. Fue consejero Electoral Distrital y Municipal en las elecciones de 2016 y 2017. Es docente en diversas instituciones de nivel medio superior y superior. También, ha destacado por impartir diversos cursos en materia laboral y sobre derechos humanos. Titular en el despacho jurídico García Dorantes y asociados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *