La Agencia Internacional de la Energía (AIE) señala que la gran demanda actual de carbón podría superar el récord, dado que es utilizado como alternativa de bajo costo a causa de los elevados aumentos del precio del gas generados por la presente crisis energética.    

“El repunte está impulsado por la rápida recuperación económica de este año, que ha hecho aumentar la demanda de electricidad mucho más rápido de lo que los suministros con bajas emisiones de carbono pueden mantener”, informó la AIE el 17 de diciembre. 

En este contexto, la demanda global de carbón podría aumentar el 6% este año, y de seguir aumentado en el 2022 rompería el récord de los años 2013 y 2014 establecidos en el  máximo histórico de 10.350 teravatios-hora.

Esta tendencia podría mantenerse durante los dos años siguientes, si es que los proyectos de energías alternativas logran los objetivos propuestos hasta ahora.  

Especialmente se destacan como los mayores consumidores China, que genera a base de carbón la mitad de la energía mundial, y la India, países donde el incremento de la demanda de este combustible podría estar entre el 9% y el 12%.

Por su parte, el director de Mercados Energéticos y Seguridad de la AIE, Keisuke Sadamori, describió la influencia que podrían tener estos dos países en el consumo de carbón.

“Las promesas de alcanzar las emisiones netas cero realizadas por muchos países, entre ellos China e India, deberían tener implicaciones muy fuertes para el carbón, pero estas aún no son visibles en nuestras previsiones a corto plazo, lo que refleja la gran distancia existente entre las ambiciones y la acción”, previó. 

Asimismo, explicó: “Asia domina el mercado mundial del carbón, ya que China e India representan dos tercios de la demanda global”. 

Y agregó: “Estas dos economías -dependientes del carbón y con una población combinada de casi 3.000 millones de personas- tienen la clave de la futura demanda de carbón”.

En cuanto al incremento de la demanda en Estados Unidos y en la Unión Europea, es previsible que la generación de electricidad a partir del carbón sea casi del 20% este año.

En el Reino Unido, las últimas centrales eléctricas de carbón recibieron sumas récord para ayudar a mantener las luces encendidas este año. Los precios de la electricidad alcanzaron nuevos máximos ante los precios récord del gas y uno de los veranos con menos viento en los últimos 60 años.

El precio del carbón también ha aumentado significativamente, después de estar en 50 dólares por tonelada a finales del año pasado, llegó a un máximo de los 298 dólares para estabilizarse en los 150 dólares por tonelada. 

Por otro lado, se destaca que este gran consumo de carbón ocurre en medio de una racha de políticas ecológicas y decisiones políticas polémicas, tales como el desmantelamiento de centrales eléctricas de petróleo, y de gas.

También se han desincentivado las inversiones en proyectos de explotación de combustibles fósiles, todo lo cual ha provocado una crisis energética en todo el mundo, contrariamente a lo proyectado por los ecologistas. 

José Hermosa – BLes.

Leave a reply