Especialistas y una de los creadores de una de las vacunas de mayuor aplicación en el mundo (la Oxford AstraZeneca), echaron por tierra este jueves, el bulo lanzado inicialmente por algunos, en el sentido de que la vacuna era el antídoto definitivo contra el Covid 19:

1.- Los expertos que integraron la Junta Asesora que aconsejó a Joe Biden en materia de salud durante la transición presidencial, declararon grupalmente que está descartado el olbjeto de “COVID cero”, ya que  las enfermedades infecciosas no pueden simplemente erradicarse cuando hay “inmunidad limitada a largo plazo, después de infectado o vacunado” y

2.- Y uno de los creadores de la vacuna Oford-AstraZeneca advirtió que no es posible ni acceible vacunar cada seis meses a toda la población del mundo, además de que aplicar una cuarta dosis no es sensato, ya que no existe evidencia científica para conocer sus efectos en cada organismo y determinar si es factible o no llevar a cabo esta vacunación.

Ambas declaraciones evidencian que los gobiernos deben aplicar una modificación en los medios y enfoques de sus políticas contra la pandemia del Covid19, en vista del repunte de contagios a nivel global, a pesar de los altos índices de vacunación.

En seguida, por considerarlo de interés, reproducimos textualmente ambos informes:

“No podemos vacunar al planeta cada 6 meses”, advierte creador de vacuna AstraZeneca
COVID-19

“No podemos vacunar al planeta cada 6 meses”, advierte creador de vacuna AstraZeneca

Andrew Pollard, uno de los creadores de la vacuna AstraZeneca, indicó en una entrevista que no es sensato poner una cuarta dosis.

Indigo06 de Ene, 2022.

Andrew Pollard, presidente del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) del Reino Unido y uno de los creadores de la vacuna Oxford-AstraZeneca, indicó que “no es factible ni accesible” vacunar a toda la población cada seis meses.

“No podemos vacunar al planeta cada cuatro o seis meses. No es sostenible ni accesible. En el futuro, debemos apuntar a los grupos de riesgo”, explicó para una entrevista al periódico británico ‘The Telegraph’.

De esta forma, también indicó que para estos grupos se debería poner a disposición refuerzos y tratamientos para protegerlos; no obstante, señaló que se requieren más estudios para saber cuándo y con qué frecuencia se les deberán poner dosis adicionales.

Sabemos que las personas tienen anticuerpos fuertes durante unos meses después de su tercera inyección, pero se necesitan más datos para evaluar cuándo y con qué frecuencia los grupos de riesgo necesitarán dosis adicionales”, indicó en la entrevista.

Además, Andrew Pollard señaló que uno de los mayores riesgos es que aún hay personas que no están vacunadas: “Nuestro enfoque tiene que cambiar, depender de las vacunas y los refuerzos. El mayor riesgo sigue siendo el de los no vacunados”, advirtió el experto de Oxford.

No obstante, Pollard explicó que aplicar una cuarta dosis no era sensato, ya que es necesaria más evidencia científica para determinar si es factible o no llevar a cabo esta vacunación; también señaló que muchas personas ni siquiera tienen la primera dosis.

“Hoy en día, menos del 10 por ciento de las personas de familias de bajos ingresos han recibido su primera dosis, por lo que la idea de una cuarta dosis a nivel mundial simplemente no es sensata”, explicó.

A pesar de ello, y del aumento en el número de contagios, el experto se mostró optimista respecto a la pandemia, pues dijo: “Lo peor de la pandemia quedó atrás. Sólo tenemos que pasar el invierno ‘’, ya que es en esta época cuando aumentan las infecciones, según el experto.

EU debe aceptar el COVID como una ‘nueva normalidad’, dicen exasesores de Salud de Biden

Por Emily Crane6 de enero de 2022 15:44

Estados Unidos necesita adoptar urgentemente una nueva estrategia nacional contra la pandemia que acepte que “COVID-19 llegó para quedarse”, dijo el jueves un grupo de exasesores de salud del presidente Biden.

Seis expertos en salud, que formaron parte de la junta asesora que aconsejó a Biden durante su transición, presentaron los argumentos en tres artículos publicados en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense .

Con la variante de Omicron enfurecida y llevando nuevos casos a niveles récord, los expertos argumentan que la respuesta de EE. UU. Debe dejar de intentar eliminar el virus por completo y, en cambio, aceptar la “nueva normalidad”.

“A medida que Estados Unidos pasa de la crisis al control, esta estrategia nacional debe actualizarse. Los formuladores de políticas deben especificar los objetivos y estrategias para la ‘nueva normalidad’ de la vida con COVID-19 y comunicarlos claramente al público ”, escribieron.

“Es imperativo para la salud pública, el funcionamiento económico y social que los líderes estadounidenses establezcan y comuniquen metas específicas para la gestión de COVID-19, puntos de referencia para la imposición o relajación de restricciones de salud pública, inversiones y reformas necesarias para prepararse para el futuro SARS-CoV- 2 variantes y otros virus nuevos, y estrategias claras para lograr todo esto “.

La gente espera en la fila para recibir una prueba de Covid-19 el 4 de enero de 2022 en Nueva York.
La gente espera en la fila para recibir una prueba de COVID-19 el 4 de enero de 2022 en Nueva York.

Los expertos argumentaron que su estrategia de múltiples capas no incluye un enfoque de “COVID cero” porque las enfermedades infecciosas no pueden simplemente erradicarse cuando hay “inmunidad limitada a largo plazo después de una infección o vacunación”

Pidieron a Biden y su equipo que reconozcan que el COVID es uno de los varios virus respiratorios que circulan, incluida la influenza.

“COVID-19 ahora debe considerarse entre los riesgos que plantean todas las enfermedades virales respiratorias combinadas”, escribieron.

Monumento de Washington
La instalación “In America: Remember” de septiembre de 2021 consistió en más de 630.000 banderas que simbolizan a los estadounidenses que habían muerto de COVID-19.
Observatorio Griffith
Algunos expertos creen que EE. UU. Debe aceptar la “nueva normalidad”.

“Los formuladores de políticas deben retirar las categorizaciones anteriores de salud pública, incluidas las muertes por neumonía e influenza o neumonía, influenza y COVID-19, y centrarse en una nueva categoría: el riesgo agregado de todas las infecciones por virus respiratorios”.

Dicen que la administración de Biden necesita determinar qué cantidad de hospitalizaciones y muertes causarán una sobrecarga de los sistemas de atención médica, y luego usar esos puntos de referencia para activar medidas de emergencia.

Los artículos también sugieren mejoras en las pruebas y la vigilancia, así como en las vacunas, incluida la provisión de pruebas gratuitas a quienes tienen Medicaid y el acceso a pruebas gratuitas o de bajo costo para todos los demás estadounidenses.

Presidente Joe Biden
Los expertos también pidieron medidas de prueba de COVID más mejoradas.

“El plan de la administración Biden de distribuir 500 millones de pruebas rápidas en el hogar y aumentar la producción utilizando la Ley de Producción de Defensa es un paso importante en la dirección correcta, pero se necesitan muchas más”, escribieron los expertos.

Para hacer frente a COVID y responder a futuras amenazas a la salud pública, los expertos dicen que EE. UU. También debe desarrollar un sistema de datos integrado que pueda recopilar cifras sobre infecciones virales respiratorias, hospitalizaciones y muertes en tiempo real a nivel local y estatal.  

Entre los autores de los artículos se encuentran la Dra. Luciana Borio, ex científica jefa de la FDA, y el Dr. Ezekiel Emanuel, oncólogo y profesor de la Universidad de Pensilvania.

Por Emily Crane.

New York Post.

Leave a reply