Muerte, sangre y destrucción en Xochimehuacán, Puebla…por estallido de la corrupta perinola de Partidos, empresarios, funcionarios y pobladores .

* ¡ "TODOS PONEN" ! * MILITANTES DE TODOS LOS PARTIDOS, SIENDO FUNCIONARIOS DE GOBIERNO EN DISTINTAS ADMINISTRACIONES, SUPIERON DEL ROBO ORGANIZADO, INDUSTRIALIZADO DE COMBUSTIBLE, Y SOSPECHOSAMENTE NUNCA INTERVINIERON PARA DETENERLO.
0
54

La madrugada del último domingo de octubre, un estallido sacudió, despertó, ensangrentó y provocó destrucción en una zona de la histórica capital poblana, como consecuencia de un crimen colectivo:

1.– Todos los habitantes de esa zona sabían perfectamente que día y noche operaba una “planta” diseñada para la extracción ilegal de gas a los ductos de PEMEX que recorren bajo tierra un amplio sector de Puebla.

2.- Todos los habitantes de la zona devastada la madrugada del domingo, sabían que decenas de personas se empecinaron en montar jacalones que, como viviendas, en realidad servían de parapeto para encubrir la succión ilegal y peligrosa del gas.

3.- Todos de igual forma sabían que carros-tanque de gasera privada llegaban a las instalaciones montadas artificiosamente en la zona siniestrada finalmente la madrugada del domingo, para surtirse, ser rellenados, y después rondar las calles de la capital poblana para cubrir la demanda de usuarios.

4.- Todos sabían que choferes y funcionarios de la gasera, conocían los riesgos. Pero que por encima de estos, estaban las ventajas económicas pactadas con las cabezas del crimen organizado.

5.- Funcionarios de todos los partidos polìticos, tuvieron conocimiento, no sólo de lo que ocurrìa en la zona conocida como Xochimehuacán, en la capital del estado de Puebla, sino en muchas otras localidades de dicha entidad. Lo mismo acontece en el resto del país: el robo de combustible a los ductos de la petrolera estatal mexicana, PEMEX, es solapado por empresarios, por cárteles de la droga, por habitantes. de las zonas donde se realiza el proceso, así como por funcionarios locales, estatales y federales amafiados.

En el estado de Puebla, el contubernio quedó al descubierto desde el gobierno del panista-priista Rafael Moreno – Valle (qepd). Durante las pesquisas realizadas, dentro y fuera de Puebla, siempre salen a relucir los vìnculos, las relaciones, los compadrazgos entre los barones de los partidos PAN, PRI, PRD….y los barones del llamado “huachicol”.

Los barones del huachicol siempre terminan exhibidos como aportadores de recursos para las campañas electorales de dichos partidos. O como candidatos de estos últimos. A cuentagotas, van apareciendo las fotografías donde se hacen retratar en comilonas, en celebraciones civiles o religiosas. Con los hijos, con los ahijados, con las esposas. Con “los políticos”. Padrinos y ahijados.

En Puebla, las alianzas del PAN con el PRD y con MORENA (y antes con el MC), anularon las diferencias, las claridades, las definiciones, los distingos.

Al dar por terminadas las simulaciones y decidirse a convivir en “unión libre” (“VA POR MÉXICO”) lo que durante décadas fue un amasiato (una relación a escondidas, en el depa), priistas, panistas y perredistas se acuestan en un mismo catre trianual o sexenal, para confusión y desconcierto de los ciudadanos, que antes hacían el claro distingo entre corruptos y no corruptos, entre un partido y otro...

Es evidente que las actuales autoridades (“panistas-priistas-perredistas” de VA POR MÈXICO y las “morenistas”), van a tratar de buscar chivos expiatorios y culpar a los de la administración recién salida. Pero…

Pero es cierto que funcionarios de todos los partidos polìticos, supieron del asunto, con sobrada antelación, y no actuaron para ponerle fin e impedir lo que ya se produjo: el estallido sangriento, destructivo. El de Xochimehuacán, no es el único, sino el más reciente, que confirma todo lo aquì dicho, pues Puebla está evaluado como la entidad con màs tomas clandestinas de gas en todo el país.

Así que…aún cuando quieran solo culpar a la anterior presidencia municipal de negligencia, por no haber diluido un asentamiento irregular, donde se produjo el estallido, dos cosas dos cosas son evidentes:

1.- El problema en sí no fue el asentamiento irregular, sino más bien la regular operación de robo de combustible, que las autoridades estatales poblanas no han combatido con efectividad.

2.- ¿Por qué los sucesivos gobiernos priista, panista y morenista que han estado al frente de Puebla, no han aunque sea frenado el famoso “huachicoleo”, el robo de combustible, la extracción peligrosa e ilìcita de combustible de los ductos de PEMEX?

Puebla ocupa, insistimos, el primer lugar en el robo de combustible, en el montaje de tomas clandestinas de gas LP en todo México.

El elevado puntaje de Puebla se deriva del “informe “Tomas clandestinas ductos de hidrocarburo y Gas LP” realizado por Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim), en el estado de Puebla cada cinco horas con 10 minutos se identifica una toma clandestina en ductos de gas LP.”

Así que, como se puede observar, la reacción de sobresalto por parte de los actuales funcionarios poblanos, es simplemente una representación teatral ante el estallido, ante la muerte, ante la sangre del domingo. Porque ellos ya saben que están sobrados de tomas clandestinas. Y que no han hecho absolutamente nada para terminar con las mismas.

Así las cosas, la perinola nos muestra claramente lo que está sucediendo: “todos ponen”.

Funcionarios de todos los partidos polìticos, junto con empresarios gaseros y pobladores de las zonas donde están montadas las “tomas”…están coludidos. Nadie se salva. “Todos ponen”. Todos. Todos lo han venido haciendo…

JOSÉ A. PÉREZ STUART.

ANALISTA.

Comments are closed.