Los niños de Obrador

 Los niños de Obrador

A más de cien días de encierro a causa del coronavirus, pareciera que en algunos lugares comienza a regresar todo a la normalidad. Los mexicanos ya están hartos de este encierro “obligatorio” y muchos han salido a abarrotar las pocas plazas que tienen el permiso de abrir.
El presidente de visita por los Estados Unidos desbordándose en elogios a Trump, parece ser que México vuelve a ser el de siempre y, si, tristemente el de siempre, el México donde las ejecuciones están a la orden del día; y es que en estos cien días de cuarentena se han sumado más de doscientas muertes por parte del crimen organizado.


La delincuencia no está en cuarentena, y mientras Andrés Manuel cada mañana presume lo “bien” que va su gobierno, desgraciadamente la realidad es otra y dentro de las muertes en estos últimos meses están incluidos los niños, los más vulnerables y desprotegidos, quienes han pagado los platos rotos por la pésima administración del gobierno en materia de seguridad.

*ADVERTENCIA*:
IMAGENES FUERTES. SE RECOMIENDA DISCRECIÓN.

El recuento:

18 de Junio Ahuatempan, Puebla.
Una bala perdida acaba con la vida de un menor de cinco años en la localidad de Loma Piedra Parada, municipio de Ahuatempan zona mixteca del estado de Puebla, el Padre del menor narra que escuchó una detonación, pero no vio nada, cuando se dispuso a buscar de dónde provenía el disparo, notó que su hijo que había salido al baño, estaba tirado en la puerta y no se movía. Alexander Odilón presentaba un balazo en el pecho del lado izquierdo, al lugar llegó la asistencia médica, pero fue demasiado tarde, el menor había fallecido. La policía municipal llegó más tarde para tomar conocimiento y resguardar el lugar. Después de iniciar las investigaciones ministeriales, la fiscalía presume que se trató de una bala perdida, sin embargo, no descartó otra línea de investigación. Algunos medios locales reportaron que este hecho se suma a dos muertes más ocurridas en 2019 en el Estado de Puebla, una en San Pedro Cholula y otra en Santa clara, donde dos menores de edad también perdieron la vida a causa de “balas perdidas”. Hasta el día de hoy la fiscalía no ha dado mayores informes de lo acontecido.

Foto especial: Diario CAMBIO

16 de Junio, Acayucan, Veracruz.
Uno de los casos que ha conmocionado al estado el mes pasado es el de José Antonio de 10 años, quien fue secuestrado, asesinado y presuntamente violado luego de desaparecer el día anterior. Los hechos ocurrieron la tarde del 15 de Junio, José Antonio salió con su madre a una tienda de conveniencia en la cual le prohibieron el ingreso con el menor debido a las normas actuales por la pandemia, la madre decidió dejarlo afuera y al salir el niño ya no estaba, la mujer intentó poner una denuncia pero fue desestimada, incluso la Fiscalía recomendó cumplir las 72 horas de espera. Al día siguiente el menor fue encontrado muerto en un terreno baldío y presentaba rastros de tortura y abuso sexual. Versiones indicaban que el niño sufría explotación laboral por parte de los padres, sus hermanos que al igual que José Antonio vivían en condiciones precarias fueron rescatados por trabajadores del DIF municipal.

Se presume que José Antonio podría haber conocido a su agresor quien fue detenido por la Fiscalía y continúa en proceso. Pobladores se manifestaron afuera del palacio municipal de Acayucan para exigir justicia, hasta el momento la Fiscalía del Estado sigue sin avanzar en las investigaciones.

09 de Junio, Acatlán, Oaxaca.
Este caso causó mucha polémica pues la victima, Alexander de tan solo 16 años, fue asesinado por policías municipales al confundirlo con un delincuente. Sucedió mientras Alexander celebraba el cumpleaños de uno de sus amigos. Un grupo se dirigió a comprar refrescos a una tienda que se encontraba sobre la carretera, al regresar al domicilio fueron interceptados por elementos policiales de la patrulla 023 quienes les dispararon a quemarropa, hiriendo de gravedad a un compañero de Alexander y asesinando a éste de un disparo en la cabeza. Los uniformados argumentaron que confundieron a los jóvenes con criminales y por eso actuaron en defensa.

La madre de Alexander reclamó justicia en un video que subió a las redes, argumentando que no era la primera vez que esto sucedía. La Fiscalía de Oaxaca declaró que, según investigaciones, el crimen organizado ha infiltrado a elementos en los grupos policiales. Los agentes que dispararon fueron detenidos, pero la sentencia aún no se ha dictaminado pues la fiscalía continúa con la investigación; los avances por el momento han determinado que no se trató de un accidente ni de defensa propia. Alexander fue despedido por sus amigos y familiares. En México diversos grupos han pedido reformas en los códigos tanto para los de agentes estatales como de las fuerzas armadas, pues no es la única vez que han incurrido en el uso excesivo de la fuerza.

18 de Junio, Celaya, Guanajuato.
En medio de un ataque conjunto al estado de Guanajuato, el cartel Santa Rosa de Lima ejecutó a dos menores de 2 y 8 años de edad. La primera víctima de tan solo 2 años fue ejecutada en su domicilio junto a su familia. La menor fue víctima de los sicarios de “El marro” líder de dicho cartel que sembró terror en Guanajuato como respuesta a la detención de su madre. Al día siguiente los ataques continuaron, esta vez la victima fue un niño de ocho años atacado en su domicilio, el menor falleció al momento. Las fotos de ambos niños circularon en las redes. Las imágenes desgarradoras se sumaron al resto de ejecutados en uno de los días más sangrientos del estado. Días mas tarde la fiscalía soltó a los detenidos argumentando que no tenía suficientes recursos para llevarlos a juicio.


1 de Julio Irapuato, Guanajuato.
Jesús, Charly y Yuyo de menos de 18 años. Tres víctimas de la masacre en un Anexo de Irapuato. Los jóvenes también quedaron en medio de la disputa entre el Cartel de Santa Rosa de Lima y el CJNG, en el que al menos 28 personas fueron asesinadas al interior de un centro de rehabilitación. Si bien , las autoridades determinaron que actuaban de manera clandestina, testimonios relatan que era un buen lugar, los trataban bien y muchos lograron salir de su adicción a las drogas, y que no se hablaba sobre crimen organizado o cárteles. El gobernador de Guanajuato lamentó los hechos, mientras el Presidente de México aseguró que no dejaría solo al estado.

08 de Julio, Nicolás Romero, Estado de México.
Y mientras López Obrador cenaba con Trump en la Casa Blanca, en el Estado de México cuatro menores fueron ejecutadas en pago por una deuda no saldada, hasta el momento la fiscalía no ha dado mayores informes, salvo que se trató de un ajuste de cuentas. En las imágenes que circulan en Twitter, se puede observar los cuerpos de las víctimas, entre ellas se percibe uno que no pasaría los 6 años de edad.

A estos crímenes se suman los de María Concepción de 17 años y su Hijo Alexander de un año y 10 meses. Fueron encontrados calcinados en el cerro “El Mexicano”, localidad de Ejutla de Crespo Oaxaca. Giovanni de 17 años acribillado en la misma región. Del caso Alexander o el de Cristian Vicente de 13 años de Juárez Nuevo León fue asociado a la venta de drogas.
Si bien sabemos que la responsabilidad no ha sido directamente del Presidente, el ejecutivo tiene la obligación de garantizar la paz de la ciudadanía. Cuando en campaña la promesa principal de Andrés Manuel López Obrador fue la seguridad. En ese entonces acusaba a los gobiernos anteriores de ser los causales de la situación actual de México.


Y, aquí surge la pregunta obligada ¿hasta cuándo?, ¿hasta cuándo seguiremos viendo niños masacrados en las calles de México? Le ha quedado muy grande la silla al Presidente de la República.

Como deseamos los mexicanos, tener un presidente que detenga esta masacre, para que los niños y adolescentes de México se vean librados de las garras de la violencia que azota la nación. Desde aquí enviamos condolencias a los familiares de todas estas víctimas y exigimos al gobierno de México que hagan su trabajo.

En México, los niños se mueren de cáncer o ejecutados.

¡¡¡CON LOS NIÑOS NO!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *