Líder de la extinta guerrilla comunista colombiana ligada al narco, FARC, no fue detenido por autoridades mexicanas, como pedía el gobierno paraguayo.

* No cumplieron con la demanda de la INTERPOL, de detener al ex líder de la narco-guerrilla comunista colombiana FARC, a su arribo a la Ciudad de México. * Solo lo retuvieron momentáneamente en el aeropuerto internacional de la capital del país. * Luego, le notificaron que sí podía ingresar libremente a México, pero ya el ex dirigente guerrillero decidió regresar Colombia, de donde procedía. * Es la segunda ocasión en que no se extradita a un dirigente o ex líder de grupo vinculado al crimen organizado. * El primer caso de alta resonancia fue el del "Chapito" Guzmán, cuya extradición la ha requerido el gobierno de EU. * El hijo del "Chapo" Guzmán sí fue detenido en 2019, pero fue liberado y, por lo mismo no extraditado, en medio de una violenta respuesta armada de sus sicarios contra elementos del Ejército mexicano.
0
19

Rodrigo Granda, uno de los líderes y exnegociadores de paz de la extinta guerrilla de las FARC, fue retenido el martes 19 de octubre en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a pedimento del gobierno de Paraguay, en donde enfrenta cargos por secuestro y homicidio, según informaron las autoridades colombianas.

En una tarjeta informativa entregada a Grupo Fórmula, la Cancillería mexicana explicó que “debido a una alerta de la Interpol” emitida mientras Rodrigo Granda volaba a México, se le negó el ingreso al territorio mexicano al militante del partido político colombiano Comunes.

“El Instituto Nacional de Migración y el Centro Nacional de Inteligencia confirmaron que no había registro de alertas migratorias u otros posibles problemas; sin embargo, la Interpol subió una alerta para su retención a las 12:05 horas, mientras volaba esta delegación a México”, señaló.

Agregó que tras ser retenido se hicieron las gestiones internas y se notificó que sí se le concedía el ingreso a México; sin embargo, Rodrigo Granda decidió regresar a Colombia.

La Cancillería añadió que las autoridades de Paraguay se comunicaron con México para solicitar la detención y extradición de Granda Escobar, pero este ya había salido del país, a las 01:35 horas del 20 de octubre.

El ministro de Defensa colombiano, Diego Molano, corroboró lo anterior en un mensaje que subió a su cuenta de Twitter que “la detención del señor Rodrigo Granda se produjo por circular roja de Paraguay por secuestro, asociación criminal y homicidio doloso“.

La mañana de este miércoles Rodrigo Granda llegó al Aeropuerto de El Dorado de Bogotá, donde aseguró que la situación fue producto de “un juego sucio” contra el proceso de paz, pero “esperamos superar todo eso”, de acuerdo con la información difundida por la prensa colombiana.

Granda declaró a Blu radio: “No le tenemos miedo a salir a ningún lado, ¿por qué? No debemos nada. El acuerdo de paz vino para quedarse y estamos pidiendo que todos esos procesos que están en el exterior vengan a la JEP”.

Antes de dejar el aeropuerto de Bogotá indicó que no tenía conocimiento de la circular roja de la Interpol, como asegura la Dijín, y que tenía permiso de la JEP para salir de Colombia para participar en un evento en México. “Ellos pueden decir hasta misa, pero nosotros dependemos de la JEP”, puntualizó.

Por medio de Twitter, Human Rights International enfatizó la noche del martes que la Cancillería mexicana no habría detenido Granda: “La Cancillería mexicana no detuvo a Rodrigo Granda, sino que rechazó su entrada al país. Si bien la Alerta Roja de Interpol la emitió Paraguay, se prevé que sea enviado de vuelta a Colombia hacia las 5 a. m.”, tal como sucedió.

Asimismo, uno de los militantes de Partido Comunes, Gabriel Ángel, aseguró que “Rodrigo Granda regresa a Colombia por voluntad propia. Las autoridades mexicanas examinaron su situación, sin detenerlo nunca, como se especuló. Lo trataron bien”. (Con información de Noticias Caracol)

Comments are closed.