La Sección 10 petrolera y Morena: ya no ocultan su amasiato

 La Sección 10 petrolera y Morena: ya no ocultan su amasiato

Es de sobra conocido que el candidato por el PRI por la presidencia municipal de Minatitlán Jorge Wade González –por primera vez en la historia política de la ciudad-, perdió ante el extinto perredista Amado Guzmán García en 1997; aún y cuando el alcalde priista Ignacio Hernández Berrueco pidió permiso para coordinar el comité directivo municipal del PRI. Jorge Wade tampoco ganó la diputación federal por el 14 distrito electoral, pero este es otro tema.

Molestos por la derrota, el líder de la Sección 10 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) Pablo Pavón Vinales, y su presidente del Consejo Local de Vigilancia Jorge Wade, le hicieron la vida imposible a Amado Guzmán y la ciudad terminó convertida en un muladar por la venganza política; pese a que el alcalde perredista y empresario tenía el apoyo del minatitleco y cercano colaborador del gobernador Miguel Alemán Velasco, Flavino Ríos Alvarado.

Ante la adversidad política y falta de infraestructura, Guzmán García no pudo desarrollar su proyecto político, y pierde la presidencia municipal contra Pablo Pavón en el 2000; y este, con la renovada labor social de los trabajadores petroleros, logra heredar la alcaldía a su pupilo Raúl Morales Cadena (2005-2007). 

Después gobernarían: por la Sección 10, Leopoldo Torres García (2008-2010), por recomendación del gobernador Fidel Herrera Beltrán, Guadalupe J. Porras David (2011-2013), los candidatos de Jorge Wade, José Luis Sáenz Soto y Héctor Damián Cheng Barragán (2014-2017). 

Sebastián Guzmán Cabrera fue ungido dirigente del Comité Ejecutivo General (CEG) del sindicato petrolero en 1989 –cuando gozaba de sus vacaciones pre jubilatorias- por el entonces presidente de la república priista Carlos Salinas de Gortari, solo para allanarle el camino a Carlos Antonio Romero Deschamps; quien se jubiló este año después ostentar el liderazgo durante casi 28 años.

Jorge Wade ya estuviera jubilado desde hace años, de no haber sido porque lo rescató el extinto y ex dirigente del CEG del STPRM Sebastián Guzmán Cabrera después del “quinazo” ocurrido en 1989. Wade González ya fraguaba la jubilación de Pablo Pavón –que pidió el gobernador Fidel Herrera en 2006- desde que fue electo secretario general de la Sección 10 en 2001, con el apoyo del dirigente nacional Carlos Antonio Romero. 

Cuando aún no pesaba tanto el partido político Morena y el efecto del actual presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, el “priista” Jorge Wade decidió operar contra el PRI y entregó la presidencia municipal al morenista Nicolás Reyes en 2017; para asegurar a futuro una tersa jubilación por parte de López Obrador.

Jorge Wade le facilitó el Casino Petrolero a la morenista y secretaria estatal de Turismo Xóchitl Arbesú Lago, para que realizara el Festival del Río y la Palabra los días 21, 22 y 23 de junio de 2019, acción que despertó los celos políticos del alcalde Reyes Álvarez -acérrimo enemigo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez-; porque él nunca se ha interesado por incentivar y promocionar la cultura, el deporte, la salud y el turismo. 

El evento regional de turismo de Xóchitl Arbesú fracasó, porque el ladino de Nicolás Reyes no quiso promocionarlo como lo hizo con el que él realizó en el malecón ribereño y en las mismas fechas. Sin aportación y mérito alguno todavía tuvo el descaro de placearse en el Casino Petrolero el 22 de junio, pero su naturaleza no le permitió asistir a la clausura el domingo 23; sino que envió en su representación a –su ahora mascota- la “perredista” regidora undécima con la comisión de turismo Erika Verónica Burgoa Gutiérrez.

Convertido en “samaritano” por intereses ya evidentes, Jorge Wade ahora le presta las instalaciones del Casino Petrolero y del Centro Deportivo y de Convenciones al alcalde morenista Nicolás Reyes, para que ahí se apliquen las vacunas (primera dosis) contra el COVID-19 de adultos mayores, del 12 al 16 de abril. 

Sin demeritar el programa de vacunación, algunos malpensados podrían cuestionar ¿Por qué hacerlo en instalaciones de la Sección 10 petrolera, si hay decenas de planteles educativos con domos como la Escuela de Bachilleres Oficial Minatitlán? ¿acaso el ayuntamiento y el gobierno del estado no tienen recursos para haber rentado salones de eventos como el Radev´s?; por citar como ejemplos.

Ya abierto de capa y sin aparente recato, Jorge Wade está ocupado en rescatar la mala administración del morenista Nicolás Reyes, y preocupado –tal vez por instrucciones- en que Morena tenga los votos necesarios para ganar la diputación federal, diputación local y presidencia municipal de Minatitlán, el próximo 6 de junio, para que no le apliquen la Ley Nacional de Extinción de Dominio 1; que por orden presidencial ya libró Romero Deschamps.

Tan ocupados y preocupados están por Morena Jorge Wade, los integrantes de su comité sindical y su parentela, que no les interesa en lo más mínimo si Petróleos Mexicanos reinstalará o no a los miles de sus socios que fueron desplazados de sus centros de trabajo, o si la refinería Gral. Lázaro Cárdenas permanecerá cerrada por tiempo indefinido, después del siniestro ocurrido el 8 del presente mes.   

En reciprocidad al amasiato, el alcalde Nicolás Reyes no movió un solo dedo para reubicar a los trabajadores sindicalizados y de confianza de la regiduría primera y de la dirección de Obras Públicas del ayuntamiento que operan en un inmueble ubicado a un costado de la Unidad Deportiva Benito Juárez, y que le renta al ayuntamiento el Frente Liberal Sindicalista de la Sección 10 petrolera.

El mitómano Reyes Álvarez, tampoco construyó el inmueble que vociferó haría en la parte posterior del palacio municipal para albergar al personal del Registro Civil y de las regidurías quinta, sexta, séptima, octava, novena y décima, y dejar de rentar las costosas y lejanas oficinas que desde la administración pasada se ubican en la calle Managua esquina Roma de la colonia Nueva Mina; propiedad de la familia Guzmán Wilson.

Como el inútil de Nicolás Reyes no construyó, reitero, un solo edificio de verdadero impacto social, no le quedó de otra más que pedirle “chiche” a la Sección 10 petrolera y hacer público el amasiato que sostiene con Jorge Wade desde 2017.  

Considerando que en política la forma es fondo, imagínese amable lector a la morenista y jefe de Gobierno de la ciudad de México Claudia Sheinbaum Pardo, pidiéndoles prestadas instalaciones a Claudio X. González Guajardo, Carlos Slim Helú, Emilio Azcárraga Jean, entre otros; para recibir y vacunar a miles de capitalinos contra el COVID-19.

  1. http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/lned.htm

c. e.: elesquijote47@hotmail.com

andres.cabrera@plumasdelgolfo.com

www.facebook.com/esquijote

         (@Andrs52_quijote) | Twitter

cel.: 922 102 8951

Andrés Rodríguez Cabrera

http://www.plumasdelgolfo.com

Notas relacionadas

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *