“La Insensibilidad de la Eterna Campaña”

0
59

Cuando por semanas el Gobierno ha subestimado la pandemia, tratando de minimizar el crecimiento diario de casos activos y los records semanales de casos en un solo día, hoy por fin, el Presidente decide dar un mensaje en relación a las víctimas del COVID-19, y qué es lo que hace, dar un discurso de campaña con cero sensibilidad hacia las familias de los difuntos.

Como si estuviera en plena campaña presidencial anuncia diez compromisos; de los cuales, uno es realmente una acción en favor de esas víctimas, el número 10, que implica otorgar créditos, pensiones a becas a esas familias.

Los otros nueve, ¿qué son? Compromisos ausentes de realidad. Decir que seguirá atacando la corrupción, luchando contra la pobreza, difundiendo hábitos saludables, hacer valer el derecho a la salud del artículo 4 constitucional, son dichos de una campaña que él ha iniciado antes de tiempo ante la realidad de que ve en riesgo su mayoría legislativa en el 2021.

Decir que habrá más escuelas de medicina y enfermería, la materia de educación en salud desde primaria y que se dará mayor prioridad a la atención de enfermedades crónicas, es algo valioso, pero es lamentable que tenga que existir el Covid para entender que hay que realizar esas acciones.

Hoy el país requiere acciones más concretas y compromisos medibles que realmente atiendan las dos graves crisis a las que nos enfrentamos: salud y economía. Y por desgracia, parece que el Presidente no termina de entenderlo.

Cada vez es más claro que si queremos salir de esto bien, necesitamos como sociedad encontrar soluciones que no dependan del gobierno. Tomemos las riendas pronto o el tiempo nos cobrará una factura todavía peor. Al inicio de la pandemia surgieron muchas ideas de hacer y ser comunidad, como ayudar en la compra de personas mayores y dar despensas a quienes no pueden salir. Hoy hay que retomar el tema y crecer en el alcance de esas propuestas. Consumamos lo más posible en negocios que veamos en riesgo, seamos empáticos con quienes nos rodean y comencemos el cambio a esta realidad.

¡VIVA MÉXICO!

Leave a reply