DEFINITIVAMENTE, LAS VACUNAS NO GARANTIZAN INMUNIDAD PERMANENTE.

Un hombre de 75 años que murió el lunes a causa del coronavirus se convirtió en la primera muerte registrada en Israel por la cepa Ómicron del virus, informó Kan News.

El hombre, que padecía enfermedades preexistentes, murió en el Centro Médico Soroka de Be’er Sheva, añadió Kan.

El hombre había recibido dos vacunas COVID-19, pero habían pasado más de seis meses desde la segunda dosis.

Asia/Jerusalem – Mar, 21 Dic 2021 19:24:06 +0200

israelnoticias.

Leave a reply