¡ERA HOMOSEXUAL EMILIANO ZAPATA!: GOBIERNO DE MÉXICO

 ¡ERA HOMOSEXUAL EMILIANO ZAPATA!: GOBIERNO DE MÉXICO

Tremendo debate el que han generado Alejandra Frausto Guerrero, Secretaria de Cultura del Gobierno de México, y Lucina Jiménez, directora del INBA con un cartel que convoca a la exposición de pintura en el recinto cultural más importante del país: el Palacio de Bellas Artes de la ciudad de México.

El cartel encabezado con el escudo del GOBIERNO DE MÉXICO y con el nombre de la exposición en la parte inferior: “EMILIANO ZAPATA DESPUÉS DE ZAPATA”; del lado lateral: “Hasta el 16 de febrero 2010 – martes a domingo – Horario: 10 a 18 h”; y rematando con el escudo nacional con la leyenda: “SECRETARÍA DE CULTURA”; muestra a una “caballa” o “yegua-yeguo” con “tremendo garrote” colgando entre las patas traseras del animal que muestra que la “yegua” no es “yegua-yegua” sino “macho menos”. Arriba de este herbívoro y equino perisodáctilo, con la pierna doblada para atrás, calzando unas zapatillas negras, portando un sombrero “rosa”, con cuerpo fémino y con la mano izquierda tocándose el pubis, “desnudo” o “desnuda”, como Dios le trajo al mundo, eso sí, con “bigote refilado” como “macho bravo” de la Revolución Mexicana, abrazado por una cinta de con colores patrios mexicanos, “El Caudillo del Sur”.

Ante estos hechos se ha manifestado un nieto del general Emiliano Zapata, de nombre Jorge Zapata, quien a pregunta expresa se responde: “¿Cómo le podríamos llamar? Un pintor desconocido, que yo creo que quiere fama, donde saca a nuestro general, ahora sí que, de gay. Entonces yo creo que como familia, como pueblo, donde somos netamente zapatistas, eso no lo vamos a permitir”.

La pintura corresponde a Fabián Cháirez, desconocido pintor, que solo se saben dos cosas de él: el lugar donde estudió, la Facultad de Artes de la Universidad de Ciencias y Artes, de Chiapas México, y el lugar donde nació, Chiapas México, también.

Su “pensamiento” puede apreciarse en su Instagram personal donde además exhibe otras pinturas con la misma tendencia. Como la de los luchadores mexicanos a quienes también los concibe homosexuales: “Pinto hacia donde mis experiencias encuentran una salida”.

En varias de las entrevistas, consecuencia de estos hechos, se dice agraviado por la homofobia de los mexicanos y le sorprende la intolerancia y la discriminación a su persona. Sus pinturas muestran que los padres de la revolución mexicana son homosexuales al igual que los luchadores mexicanos y cantantes íconos de este país.

A pregunta expresa ¿Por qué pintaste este cuadro? señala que la pintura “es una interpretación propia de elementos reconocibles dentro del imaginario nacional que se adjudican como al macho mexicano”, “Es algo recurrente en nuestro imaginario en el cine; tenemos a Pedro Infante, Jorge Negrete…” “Cuento con el apoyo de la comunidad LGTB, artistas, la Secretaria de Cultura, la directora del museo. La obra se queda en Bellas Artes y cuento con todo el respaldo del gobierno”. “Las declaraciones del nieto Emiliano Zapata me tienen sin cuidado”.

Lo cierto es que la “ideología de género”, que en prioridad gubernamental y como política pública busca establecer la 4º transformación, ha desbordado una rebelión contra todo orden y naturaleza. Las feministas pintoretean iglesias, monumentos históricos y negocios, y agreden a periodistas; y ahora, los pros LGTBI convierten a los héroes nacionales en gay.

Pero ante estas agresiones sociales, los funcionarios de gobierno, como es el caso de la Secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, tienen justificación y se resuelven con el recurso público de los mexicanos, tanto para este tipo de promociones gays como para remediar los daños causados por actos vandálicos de esta comunidad; fue el caso de la pasada manifestación feminista en la ciudad de México en que dañaron monumentos culturales. Al respecto dijo Alejandra Frausto: “la restauración del patrimonio de Paseo de Reforma correrá a cargo de la Secretaría de Cultura junto al Gobierno de la Ciudad de México”. Así las cosas. Ahora, ¿quiénes dirán, viva Zapata?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *