El uso de la mascarilla como un acto de civismo

 El uso de la mascarilla como un acto de civismo

En esta nueva columna de opinión y con el apogeo de la pandemia que nunca llego al aplanamiento de la curva, quiero referirme a un suceso que me llamo la atención en Twitter, y eso fue un post que decía que el uso de mascarilla era un “acto de civismo”, pero ¿qué es civismo? Nos dice la Real Academia de la Lengua Española que es un;  “comportamiento respetuoso del ciudadano con las normas de convivencia pública”, el civismo se nutre de la ética que tiene sus orígenes en Grecia con el gran Sócrates, que a la vez nos hablaba de valores y de virtudes cardinales; como Justicia, Templanza, Fortaleza y Prudencia, mismas que debían regir la conducta del individuo en sociedad. 

Por lo tanto, ni ético ni cívico es que una persona no cumpla, lo que el comportamiento respetuoso en sociedad exige, y principalmente estando ante una pandemia, en la cual somos socialmente responsables de evitar más contagios siguiendo las medidas sanitarias imperantes; sin embargo, el propio presidente no pone el ejemplo siguiendo las indicaciones, debería recordar las clases de cívica y ética, enfocarse en las virtudes cardinales y en los valores, para así ser el verdadero cambio que México necesita. 

 En fechas recientes, el mismo presidente López Obrador se contagió de Coronavirus, pese a librarse de buena forma de dicha enfermedad, nuestro presidente sigue renuente en la utilización de cubre bocas, es evidente su falta de compromiso con la estrategia en contra de la pandemia que el mismo prologa, en su actuar, observamos su falta de prudencia, su falta de humanismo y sensibilidad con los mexicanos. Pero árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza, acto seguido, asistimos a un sinfín de hechos que están marcando su administración, pues son más necedades que soluciones a problemas reales, cada decisión que toma la hace en base a caprichos y a todas luces sin datos científicos, para ejemplos: el de la rifa del avión sin avión, que costó más de lo que dejo, la cancelación de un aeropuerto de tinte internacional que dejo al país con más deudas y sin esperanzas de inversión ni credibilidad a nivel internacional, y los más de 19 ecocidios que dejara la construcción del Tren Maya, esto según datos de Fonatur. 

En fechas recientes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)  brindo la cifra real de muertes por Covid-19 en México, alarmante es que sea 1.77 veces mayor a la que reportó la Secretaría de Salud Federal en el periodo de enero a agosto de 2020, es decir, de 64 mil defunciones reportadas, en realidad iban 108 mil 658,. pero como lo dijo nuestro Napoleón de Macuspana, “la pandemia nos vino como anillo al dedo”, empero, nos percatamos que ni la estrategia de salud, ni la fuerza moral y máxime las estampitas con los santos, están sirviendo de algo, además, que ni la receta del presidente de que, “no mentir y no robar, es igual de importante para no contraer el coronavirus”, al presidente le va crecer la nariz de Pinocho, pues él ya se enfermó, Dios salve a los mentirosos y rateros, ellos tal vez no se enfermaran, ejemplo el caso de Hugo López Gatell. 

Esperemos que la llamada Cuarta Transformación levante por el bien de nuestro querido México, tenemos en frente los comicios donde se renovaran las 500 curules del congreso de la unión y, en Veracruz los 212 municipios elegirán ayuntamientos, aunado a ello,  vemos con tristeza que ya se empieza a oscurecer el panorama electoral, esto con la trágica muerte de la ex presidenta de Cosolecaque Gladys Merlín y su Hija Carla Enríquez Merlín, la primera se rumoraba que buscaría la presidencia de nueva cuenta, nuestro más sentido pésame a sus dolientes, mas feminicidios y la justicia mexicana ni ve ni escucha.

¡Señor presidente vea y escuche, los mexicanos exigimos justicia, no más feminicidios!

Jesús Norberto García Salas

Licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana, también, se formó como técnico informático en CECATI 31. Cuenta con cursos sobre la reforma en materia de derechos humanos SCJN, así como en materia electoral impartidos por el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz. Fue consejero Electoral Distrital y Municipal en las elecciones de 2016 y 2017. Es docente en diversas instituciones de nivel medio superior y superior. También, ha destacado por impartir diversos cursos en materia laboral y sobre derechos humanos. Titular en el despacho jurídico García Dorantes y asociados.

Notas relacionadas

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *