Estados Unidos no puede confirmar de manera independiente los reportes de presuntas atrocidades cometidas por Moscú en la ciudad ucraniana de Bucha, situada en la región de Kiev, dijo un alto funcionario de defensa.

“No podemos confirmar los reportes de acontecimientos en Bucha de forma independiente. no podemos confirmar esto independientemente y de primera mano”, sostuvo durante una conferencia.El 3 de abril, Rusia pidió que el Consejo de Seguridad de la ONU celebrara en la tarde del 4 de abril una reunión sobre lo que su representante permanente adjunto, Dmitri Polianski, calificó de “flagrante montaje de los radicales ucranianos en Bucha”. El Reino Unido, que ejerce la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad, denegó esa convocatoria.

El mismo día las autoridades ucranianas y los medios de comunicación internacionales difundieron numerosas imágenes en las que aparecen cadáveres de civiles, algunos maniatados, en las calles de la ciudad de Bucha, situada al noroeste de Kiev. La localidad estuvo bajo el control de las tropas rusas, que la abandonaron el 30 de marzo pasado.

La fiscal general de Ucrania, Irina Venedíktova, comunicó este 4 de abril que en total las autoridades hallaron 410 cuerpos de civiles asesinados en la periferia de Kiev.

El Ministerio de Defensa ruso calificó las fotos y vídeos publicados de “un nuevo montaje”, al asegurar que durante la estancia de los militares rusos en la ciudad “ningún civil local sufrió agresión alguna”.

A la vez indicó que “los suburbios del sur de la localidad, incluidos los barrios residenciales, fueron bombardeados las 24 horas por militares ucranianos con artillería de gran calibre, tanques y sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple”.

El jefe del Comité de Investigación de Rusia, Alexandr Bastrikin, ordenó estudiar las fotos y vídeos sobre los acontecimientos en Bucha, señalando que “según la información disponible” estos fueron difundidos para “desvirtuar la imagen de los militares rusos”.

mundosputnik

Leave a reply