El derecho al sufragio en México, vertientes y sanciones.

 El derecho al sufragio en México, vertientes y sanciones.

El día 8 de marzo se conmemoró el día internacional de la mujer, mi reconocimiento a ellas. Sin embargo, un dato histórico y lamentable, es que la mujer en México, obtuvo su derecho al voto, no como un verdadero reconocimiento inherente a su persona, sino como una mera concesión política, esto derivado de que Adolfo Ruiz Cortines, adoptó la bandera en su campaña para la presidencia de la república el de: “votara la mujer mexicana, sí, gana Adolfo Ruiz Cortines”, posteriormente, ya como presidente en diciembre de 1952,  envió al Congreso una iniciativa con reformas constitucionales, cuyo proceso había dejado inconcluso Lázaro Cárdenas, la cual es aprobada por el Senado en septiembre de 1953. El 17 de octubre de ese año se publicaron en el Diario Oficial de la Federación, las reformas al artículo 34 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), y las modificaciones al 115 constitucional, que otorgan los derechos ya mencionados a la mujer.

De esta forma, en los procesos electorales del 3 de julio de 1955, las mujeres mexicanas pudieron hacer efectivo su voto por primera vez en elecciones federales para elegir a los candidatos que conformarían la XLIII Legislatura del Congreso de la Unión. Así se escribió la historia del reconocimiento a votar de la mujer en México, como, una promesa de campaña y no una convicción del constituyente en turno, dejando de manifiesto una vez más las vejaciones que han sufrido las mujeres en sus derechos fundamentales. 

El derecho al sufragio en nuestro país tiene dos vertientes, una es el sufragio activo que consiste en emitir un voto por algún candidato de nuestra preferencia, la segunda consiste en ser electo para algún cargo de elección popular, también se le suelen denominar prerrogativas ciudadanas, derivado de que nacen con el hecho de cumplir con los requisitos que dispone el artículo 34 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), que son: tener la calidad de Mexicano, 18 años cumplidos y un modo honesto de vivir.

Luego entonces, tenemos estas prerrogativas o privilegios que nacen de nuestra plena ciudadanía mexicana. También, se les conoce como, “derechos político electorales”  y  desde principios de los años noventa reconocidos en México, como, “derechos humanos”, luego entonces, están previstos en la constitución, se consideran también; “derechos fundamentales”, como define Luigi Ferrajolí, “derechos indispensables para lograr un plan de vida”, sin embargo, como todos los derechos, también, tienen sus correlativas obligaciones. Las cuales son cinco y se encuentran en el artículo 36 de la CPEUM, empero, nos referiremos a la que importa para este comentario, es la fracción III la cual dice a la letra: “Votar en las elecciones y en las consultas populares, en los términos que señale la ley”, ahora bien, como lo dijimos líneas arriba, como todo derecho, tienen sus correlativas obligaciones y consecuentemente, sanción, misma que se encuentra prevista en el art. 38, fracción I, consistente en la suspensión de las prerrogativas por un año y se impondrá además de las otras penas que por el mismo hecho señale la ley.

Para finalizar, la respuesta si algún día te preguntan ¿Sino votas pasa algo?, ¿tiene alguna sanción?, las respuesta es, sí, para ambas preguntas, tal y como lo dejamos expresado y fundamentado en el presente artículo de opinión, pero lo más importante, hay que votar por nuestro país, por la democracia, porque si no votas no ganará quien debiera ganar, porque es tu derecho, porque es tu obligación, porque sin nuestro voto, la democracia no está completa.

¡Que en este proceso electoral lo que triunfe sea la democracia!

Jesús Norberto García Salas

Licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana, también, se formó como técnico informático en CECATI 31. Cuenta con cursos sobre la reforma en materia de derechos humanos SCJN, así como en materia electoral impartidos por el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz. Fue consejero Electoral Distrital y Municipal en las elecciones de 2016 y 2017. Es docente en diversas instituciones de nivel medio superior y superior. También, ha destacado por impartir diversos cursos en materia laboral y sobre derechos humanos. Titular en el despacho jurídico García Dorantes y asociados.

Notas relacionadas

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *