El cuarto informe de Nicolás Reyes: verdades a medias

0
50

El infierno está lleno de buenas intenciones; el cielo, de buenas obras.

Proverbio

El pasado miércoles, el embustero alcalde morenista de Minatitlán Nicolás Reyes Álvarez, rindió su cuarto informe en el parque Independencia de la ciudad, ante la asistencia de siete de los trece ediles restantes, y alrededor de trescientas personas más; en su mayoría funcionarios y empleados del ayuntamiento.

Antes de iniciar la lectura de su informe, Nicolás Reyes pidió disculpas por ya no poder leer como en sus años mozos, pero aseguró que ahora es de puras acciones; “hay que reconocer que ya no somos tan duchos para la cuestión de los discursos, pero somos duchos todavía para la cuestión de las acciones”, reiteró.

El reportero, por su parte, siempre ha afirmado que Nicolás Reyes resultó mentiroso como alcalde, porque, entre sus “acciones”, se preocupó más por la cantidad que por la calidad de las supuestas 349 obras que dice haber construido en cuatro años; las cuales, además, presentan inconsistencias denunciadas por representantes del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) del estado de Veracruz.

Las obras que más cacarea y presume Reyes Álvarez, son la pavimentación de las ahora llamadas avenidas Lerdo de Tejada y Justo Sierra, y el asfaltado de la calle Berlín.

En el caso de la avenida Lerdo de Tejada, y de una decena de obras más, será la próxima administración municipal de Carmen Medel Palma quien investigue y confirme porqué Nicolás Reyes continuó rehabilitándola y construyendo después del pasado 31 de marzo, y negarse a devolver el dinero del subejercicio a la federación.

De los cuarenta millones de pesos que según Reyes Álvarez invirtió en la pavimentación de la Justo Sierra, desvió cuatro millones de pesos que servirían para el alumbrado de esta avenida, para que la empresa Ariadne, S. A. de C. V. asfaltara el acceso de la avenida Reyes Aztecas de la colonia Cuauhtémoc.

Después de estar agradeciéndole a medio mundo y hacer patente su ineptitud durante más de veinte minutos, dijo que “en los cuatro años de mí gobierno no se contrató ninguna clase de deuda ni cualquier tipo de crédito, todo esto gracias a una calidad financiera, al manejo eficiente, eficaz y, sobre todo, un manejo honesto de los recursos públicos”.

Respecto a la calificación crediticia del ayuntamiento, aseguró que en el 2018 lo recibió con una calificación de Triple B negativa, y no tuvo empacho al decir “en estos cuatro años de gobierno implementamos mejores estrategias, y el manejo honesto, eficiente y eficaz de los recursos públicos; siempre bajo el principio de erradicar la corrupción”.

Por lo visto, para Nicolás Reyes la anterior administración de los ex alcaldes priistas José Luis Sáenz Soto y Héctor D. Cheng Barragán resultaron tan inútiles como el ex tesorero y todavía regidor octavo, Saúl Wade León.

“Ahora, puedo decir con mucho orgullo, con mucha satisfacción, que Minatitlán cuenta con finanzas completamente sanas, lo que permitirá a la siguiente administración tener un presupuesto mayor para generar beneficios y desarrollo social en nuestro municipio”; veremos qué opina en la entrega-recepción, la presidente electa Carmen Medel.

Nicolás Reyes no perdió la oportunidad para reconocer de manera muy especial, pero muy especial, al presidente Andrés Manuel López Obrador, según él por la histórica inversión que hizo a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como al gobernador Cuitláhuac García Jiménez que con la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, invirtieron recursos en más de 133 kilómetros de caminos, siendo estos: 38 kilómetros de carpeta asfáltica, 7.3 kilómetros de concreto hidráulico y 48 kilómetros de revestimiento, en la zona rural.

Entre sus verdades a medias, Nicolás Reyes dijo que con estas obras consumó sus promesas de campaña, pero, a decir verdad, él y López Obrador no cumplieron en pavimentar con concreto hidráulico el tramo de más de 50 kilómetros, que comunica a la cabecera municipal con el ejido Adalberto Tejeda.

Nicolás Reyes presumió la construcción de una pista de atletismo (de tartán) de 400 metros, que colinda con terrenos de la Escuela Secundaria y de Bachilleres Minatitlán (ESBOM), pista que debió haberla construido en la Unidad Deportiva Benito Juárez, porque ahí es donde practican los deportistas de alto rendimiento; y en esa misma unidad se ubican las áreas de salto de altura, lanzamiento de jabalina, lanzamiento de martillo y demás.

Dijo que les costó trabajo modernizar el parque Independencia, pero con los millones invertidos en ese espacio recreativo, durante los cuatro años de su gobierno nunca se preocupó por rehabilitar los brazos del Ángel de la Independencia; solo lo ha pintado de cuerpo entero.

Magnificó la construcción de 20 domos, 34 techumbres y 29 aulas en escuelas de las zonas urbana y rural, así como la condonación para estos planteles de más de 20 millones de pesos por los servicios de agua, drenaje y alcantarillado; y celebró que en Cabildo establecieron que todas las escuelas estatales y federales ya no pagaran estos servicios.

Después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación mandató que el gobierno del estado devolviera el servicio de agua potable al municipio de Minatitlán, Nicolás Reyes administra a su antojo una ilegal e inconstitucional Dirección Municipal de Agua Potable; que debería funcionar como organismo descentralizado o paramunicipal, en base a los artículos 7 y 8 del Reglamento Municipal de Agua Potable, Drenaje, Alcantarillado, Tratamiento y Disposiciones de Aguas Residuales, creado el 7 de septiembre de 2007.

Nicolás Reyes se jacta de construir la universidad “patito” de Morena Benito Juárez García en terrenos de la ESBOM, y se llena la boca al decir que “es una de las 250 que van a haber en el país, y posiblemente sean más, y estamos esperando que ojalá el licenciado Andrés Manuel López Obrador venga e inaugure esta universidad”. “Engañado va a morir”, dijera el Muxe.

En contraparte, durante sus cuatro años de gobierno, a Nicolás Reyes no le importó gestionar y terminar de construir la extensión del Instituto Tecnológico de Minatitlán que le dejó con un 95 por ciento de avance la anterior administración municipal, para ser edificada en más de nueve hectáreas de la congregación Gustavo Díaz Ordaz.

Reitero por enésima ocasión, extensión del tecnológico federal que solicitaron 21 representantes de congregaciones al ex alcalde priista Héctor Damián Cheng Barragán, y que pudo haber sido una verdadera obra de impacto social en beneficio de los egresados de 21 tele bachilleratos ubicados en la zona rural.

El mitómano alcalde celebró que ahora cuentan con 128 policías municipales certificados y 30 patrullas de servicio, “pero cuando llegamos en 2018 no encontramos ningún policía, y las patrullas destartaladas andaban en otros municipios”, denunció.

Cual embustero contumaz, Nicolás Reyes afirmó que se dio a la tarea de gestionar en distintas dependencias proyectos que brindarán desarrollo social a los minatitlecos, y mencionó que la CONAGUA, SEDENA, Secretaría de Salud y el Poder Judicial de estado, a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), realizarán seis grandes proyectos en la ciudad, siendo estos:

  • Rehabilitación del Mercado Popular Solidaridad. – con una inversión de 84 millones 568 mil 795 pesos con 57 centavos, que pronto iniciará.
  • Construcción de la Unidad Básica de Rehabilitación con una inversión de 19 millones 952 mil 620 pesos con 49 centavos.”.
  • Rehabilitación de la escuela primaria Gabriela Mistral, con un monto de inversión de 21 millones 642 mil 888 pesos con 19 centavos”.
  • Construcción de un Polideportivo que incluye una Casa de Cultura, así como de un Auditorio para eventos múltiples, con un monto de inversión de 45 millones 303 mil 841 con 47 centavos”.
  • Una Estación de Bombeo totalmente equipada, con una inversión de 6 millones 400 mil pesos.
  • Y la rehabilitación y embellecimiento del malecón ribereño, con una inversión de 47 millones 206 mil 224 pesos con 90 centavos”.

“Siendo una inversión total de $ 225,075,421.42, es muy importante para el pueblo de Minatitlán que aquí va a haber toda una gama de obras, que se van a construir en el municipio, y que fue gracias a la gran deferencia que hizo el licenciado Andrés Manuel López Obrador para Minatitlán”, citó textual Nicolás Reyes.

Nicolás Reyes confirmó que este año donaron un predio de la colonia Miguel Hidalgo al Instituto Mexicano del Seguro Social para que construya un Hospital de Alta Especialidad (de cuatro plantas y para 144 camas), con una inversión de mil trescientos millones de pesos.

Al parecer, Nicolás Reyes nunca querrá reconocer que el citado predio de 4.6 hectáreas, ubicado en la calle Berlín esquina Las Gaviotas de la citada colonia Miguel Hidalgo, lo donó la anterior administración de José Luis Sáenz en el año 2014, pero el inútil y terco alcalde morenista no quiso revalidar la donación en 2018; y ahora presume el inicio de la construcción del Hospital como un logro de su administración.

Reyes Álvarez aseguró que –ahora si- la CONAGUA construirá el tablestacado en el malecón ribereño. Y tonto o ingenuo como es, dijo que se gestionó el dragado del río Coatzacoalcos “para que un futuro los sectores bajos de la ciudad ya no sufran inundaciones; el Playón y el Centro ya no se van a inundar”, ¡Hágame el cabrón favor!

Como no hizo suficientes obras durante este año 2021, Nicolás Álvarez se concretó a trillar la compra de maquinaria pesada, camionetas y automóviles adquiridos durante sus cuatro años de gobierno, así como la realización de sus presuntas 349 obras.

Al percatarse que a la gente no le interesó asistir a su cuarto informe, Reyes Álvarez programó un festival gratuito –circo, maroma y teatro- en el parque Independencia por motivo de la despedida y agradecimiento de esta administración 2018-2021, a realizarse a partir de las 5 de la tarde de este miércoles; donde actuarán Paquita la del Barrio y El Costeño.

Así es, a Nicolás Reyes y a sus corifeos les tiene sin cuidado la pandemia Covid-19, y les vale madre la advertencia de que la nueva variante Ómicron se contagia con mayor rapidez.   

Por cierto, los diputados local y federal, Jessica Ramírez Cisneros y Sergio Gutiérrez Luna, también realizaron un festival navideño en el parque Independencia, este lunes; donde no les importó cuidarse de la pandemia, y tampoco confirmar que el Ángel de la Independencia sigue sin sus brazos.

Nicolás Reyes nunca permitió que en Cabildo se propusiera auditar a la administración del ex alcalde “priista” Héctor Damián Cheng, y a su tesorero Saúl Wade; en el caso de Nicolás Reyes, a partir del uno de enero de 2022 veremos de qué pieza están hechos Carmen Medel, el Síndico Único Francisco Andrade y los doce regidores.

c. e.: 

[email protected]

[email protected]

facebook.com/esquijote

(@Andrs52_quijote) | Twitter

plumasdelgolfo.mx     

cel.: 922 102 8951

Comments are closed.