Un accionista de Disney acusó a la compañía de “complicidad en el genocidio de China” durante una reunión anual de inversores, catalogando de “hipócrita” la decisión de sacar su negocio de Rusia alegando abusos de derechos humanos, acorde a lo que reportó Fox Business el viernes (11 de marzo).

Paul Chesser, director del Proyecto de Integridad Corporativa del Centro Nacional Legal y de Políticas del accionista, quien acusó el miércoles a Disney, dijo que solicita un informe anual sobre la debida diligencia en derechos humanos, que investigue los negocios y asociaciones con entidades extranjeras que sean éticamente problemáticos.

Durante la reunión anual, Chesser criticó al gigante del entretenimiento por hacer caso omiso a las atrocidades que comete el régimen comunista chino, con el que tiene un jugoso acuerdo comercial, a la vez que anuncian que la empresa no operará más en Rusia. Por lo que, según plantea Chesser, la decisión de Disney tiene más de oportunista que de noble.

“Tuvieron el tiempo y el dinero para filmar a Mulan en la parte de la China comunista con una de las violaciones de derechos humanos más repugnantes y atroces del mundo, en Xinjiang”, dijo Chesser, haciendo referencia al genocidio ampliamente denunciado contra las minorías étnicas y religiosas encerradas en los campos de trabajo esclavo de esa región. 

“Mientras tanto, los ejecutivos de Disney dicen que no estrenarán ninguna película nueva en Rusia debido a la agresión de Vladimir Putin contra Ucrania”, continuó, cuestionando:  “¿Desde cuándo los principios ESG significan que puedes apoyar regímenes genocidas en Asia, pero debes oponerte al belicismo colonial en Europa?”.

ESG se refiere a los estándares económicos, sociales y gubernamentales, un conjunto de estándares para las operaciones de una empresa que los inversores utilizan para evaluar posibles inversiones. 

“Parece haber una disonancia cognitiva entre cómo estas grandes corporaciones, incluida Disney, están tratando toda la situación entre Rusia y Ucrania: ‘Vamos a desinvertir en Rusia’, y así sucesivamente”, dijo Chesser al medio. 

“Pero no están mirando a China, cuyas violaciones de los derechos humanos… han sido verificadas y documentadas por el Departamento de Estado bajo los dos [presidentes] Trump y Biden”, declaró con contundencia. “Está ocurriendo un genocidio [en China], y se dedican al trabajo esclavo, y obligan a los uigures a abortar”, dijo Chesser. “Estas empresas simplemente lo están ignorando”.

Son varias las evidencias que documentan el genocidio que el régimen chino está cometiendo principalmente contra practicantes de Falun Dafa, una disciplina espiritual de la escuela Buda, tibetanos y uigures. Incluso se ha descubierto que se extraen los órganos de los prisioneros para mantener el lucrativo negocio de trasplantes.

Chesser también mencionó que tanto Disney como otras compañías que se benefician con sus operaciones en China miraron para otro lado cuando la isla democrática de Hong Kong sucumbió ante el régimen comunista chino. 

“¿Qué sucederá cuando China invade Taiwán?”, dijo de manera retórica. “Estas empresas ya permanecieron en silencio cuando cayó Hong Kong y China simplemente cerró cualquier libertad de actividad y expresión allí”.

Vanesa Catanzaro.

Redacción BLes

Leave a reply