En medio de la invasión en curso sobre Ucrania, la embajada de Rusia en Israel dijo que la coordinación militar con Israel en Siria continuará, informó The Times of Israel.

Jerusalén y Moscú han mantenido en los últimos años un llamado mecanismo de resolución de conflictos que funciona para evitar que las fuerzas israelíes y rusas se enfrenten en Siria.

Rusia respalda al gobierno sirio en una guerra civil que lleva más de una década, mientras que Israel ha emprendido una campaña de ataques aéreos por años dirigida a los combatientes pro iraníes ubicados allí y para evitar la transferencia de armamento suministrado por Irán.

“Nuestros oficiales militares discuten los problemas prácticos de esto de manera sustantiva a diario. Este mecanismo ha demostrado ser útil y seguirá funcionando”, dijo la embajada rusa en un comunicado citado por Reuters el sábado.

También señaló que, si bien Moscú apoya las necesidades de seguridad de Israel, se opone a las violaciones de la soberanía siria.

El ejército de Israel dijo a Reuters que sus fuerzas “actuarán cuando sea necesario para contrarrestar las amenazas, defender al pueblo de Israel y nuestra soberanía”.

Rusia convocó el viernes al embajador de Israel en Moscú, Alexander Ben Zvi, para aclarar la posición de Israel con respecto a la invasión de Ucrania un día después de que el canciller israelí Yair Lapid calificara la incursión de “grave violación del orden internacional”.

Mientras Rusia ataca a UcraniaIsrael ha evitado adoptar una postura demasiado alineada con cualquiera de los bandos. Se cree que esto se debe, al menos en parte, a su necesidad de trabajar con la presencia militar rusa en la vecina Siria.

Israel ha expresado su preocupación por la invasión y ha ofrecido ayuda humanitaria al pueblo ucraniano, pero el primer ministro Naftali Bennett ha evitado condenar a Rusia o incluso mencionar al país por su nombre en sus declaraciones desde el lanzamiento de la operación militar generalizada.

Lapid emitió una crítica mucho más clara en su declaración, diciendo: “Israel condena el ataque y está listo y preparado para brindar asistencia humanitaria a los ciudadanos de Ucrania”.

Bennett y el presidente ruso, Vladimir Putin, discutieron el mecanismo de resolución de conflictos cuando se reunieron para conversar en SochiRusia, en octubre pasado. Un alto funcionario de Israel dijo después de la reunión que habían acordado continuar con el acuerdo.

Hubo conversaciones “muy amplias” sobre la situación en Siria con el objetivo de “salvaguardar el mecanismo de coordinación”, dijo el ministro de Vivienda, Ze’ev Elkin, quien acompañó a Bennett en el viaje en ese momento.

El ex primer ministro Benjamín Netanyahu se reunió con Putin en múltiples ocasiones para discutir el tema y afirmó que su relación personal era un factor principal para mantener el mecanismo.

Israel ha llevado a cabo cientos de ataques aéreos dentro de Siria en el curso de la guerra civil del país, apuntando a lo que dice son envíos de armas con destino al grupo terrorista libanés Hezbolá respaldado por Irán, que lucha junto a las fuerzas del gobierno sirio. Israel rara vez reconoce o discute tales operaciones.

Mientras tanto, Rusia es un aliado cercano de Bashar Assad de Siria, tiene fuerzas basadas y operando en Siria, y proporciona a Siria defensas aéreas que intentan derribar aviones y misiles israelíes.

Los funcionarios israelíes generalmente no discuten el alcance total de la coordinación, pero enfatizan que las FDI no solicitan el permiso ruso antes de llevar a cabo operaciones.

El estado de la línea directa de resolución de conflictos ha sido incierto desde 2018, cuando un artillero de defensa aérea sirio, que apuntaba a aviones israelíes en un bombardeo, derribó un avión militar ruso en su lugar, matando a las 15 personas a bordo.

Rusia respondió proporcionando a las fuerzas sirias baterías avanzadas de defensa aérea S-300, que se pensaba que tenían el potencial de reducir significativamente la libertad de acción de Israel en los cielos del país.

Moscú mantiene sistemas de defensa aérea S-400 de última generación para proteger sus propios activos en Siria, pero nunca los ha usado contra aviones israelíes.

El jueves, los medios estatales sirios dijeron que tres soldados sirios murieron en un ataque aéreo israelí cerca de la capital, Damasco. El presunto ataque se produjo horas después de que Israel aparentemente arrojara panfletos en las posiciones del ejército sirio advirtiendo que podrían ser atacados por colaborar con el grupo terrorista Hezbolá respaldado por Irán.

EnlaceJudío.

Leave a reply