El gobierno norteamericano admitió esta tarde que información sensible que le había confiado el gobierno ucraniano cayó en manos de Putin a través de China.

Según reporta el pasquín demócrata The New York Times, que parece haberle soltado la mano a Joe Biden, el presidente norteamericano sostuvo una serie de reuniones “urgentes” con altos funcionarios chinos la semana pasada donde les presentó información de inteligencia que mostraba la acumulación de tropas rusas alrededor de Ucrania, y los pocos recursos que tenía Ucrania para defenderse, mientras le suplicaba a los chinos que convencieran a Rusia que no invadiera.

Esta información sensible mostraba detalladamente los números de tropas ucranianas, los enclaves defensivos que tenían y la capacidad anti-aérea de Kiev, todos datos que podrían servirle a Putin en una por entonces potencial invasión a Ucrania, que es lo que terminó pasando.

El reporte indica que esta información fue vista por el canciller chino Wang Yi y por el embajador chino en los Estados Unidos Qin Gang, además de sus asesores. Lejos de tratar de convencer a Rusia de que diera marcha atrás en su invasión, los funcionarios de la dictadura comunista decidieron reenviar esta información a Moscú, diciéndoles a los rusos que Estados Unidos estaba tratando de sembrar discordia y que China no intentaría impedir los planes y acciones rusos.

Esta noticia se basa en entrevistas del NYT con altos funcionarios de la administración con conocimiento de las conversaciones que hablaron bajo condición de anonimato debido a la naturaleza delicada de la diplomacia. La embajada china no respondió a las solicitudes de comentarios el diario neoyorquino.

No se sabe hasta qué punto el gobierno ruso utilizó esta información que los ucranianos le confiaron a la Casa Blanca para diagramar la invasión del país, pero de lo que no hay dudas es del grave peligro en el que Biden puso a Ucrania por una fallida estrategia geopolítica.

China, por su parte, había aparentado mantenerse neutral hasta hoy. Esta tarde, el dictador chino Xi Jinping conversó telefónicamente con Putin y le dio su apoyo incondicional a la invasión de Ucrania.

El diario estatal chino People’s Daily, informó que “Xi le aseguró que China apoya a la parte rusa en la solución del problema con la parte ucraniana“, y que cortaría comunicaciones con la OTAN hasta que se termine el conflicto.

Exactamente 50 años después de la semana en que el presidente Richard Nixon realizó un viaje histórico a China para reiniciar las relaciones diplomáticas con el gigante asiático, y acordar una apertura comercial para funcionar como un contrapeso al comunismo de la Unión Soviética, el mundo hoy ve a una China y una Rusia más unidas que nunca.

En una entrevista este miércoles por la noche, el ex presidente Donald Trump aseguró que durante sus 4 años de gobierno hizo todo lo posible para separar a China de Rusia, pero que el daño de los 8 años de Obama y este año de Biden es irreversible.

De chico, en todos lados decían que la única fuerza que podría vencer a Estados Unidos es una alianza entre China y Rusia. Por 50 años tratamos de que eso no pasara. Pero Obama fue tan incompetente que en su gobierno revirtió 50 años de políticas de Estados Unidos, en las que solíamos estar todos de acuerdo”, dijo.

El miércoles, después de que Putin ordenó tropas en el este de Ucrania pero antes de su invasión total, Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo en una conferencia de prensa en Beijing que Estados Unidos era “el culpable de las tensiones actuales que rodean a Ucrania”.

“Sobre el tema de Ucrania, últimamente Estados Unidos ha estado enviando armas a Ucrania, aumentando las tensiones, creando pánico e incluso exagerando la posibilidad de una guerra”, dijo. “Si alguien sigue echándole aceite a la llama mientras acusa a otros de no hacer todo lo posible para apagar el fuego, ese tipo de comportamiento es claramente irresponsable e inmoral, y así está actuando Estados Unidos”.

Y concluyó: “Cuando EE.UU. impulsó cinco oleadas de expansión de la OTAN hacia el este hasta las puertas de Rusia y desplegó armas estratégicas ofensivas avanzadas en incumplimiento de sus garantías a Rusia, ¿alguna vez pensó en las consecuencias de empujar a un país grande contra la pared?”.

Biden, quien creyó que podía reestablecer una buena relación con China y que de esa manera la separaría de Rusia, falló estrepitosamente. Hoy, China y Rusia están más juntas de lo que estuvieron en 50 años, y mientras Putin avanza sobre Ucrania, Xi pone los ojos en Taiwán.

Fuente: LDD.ar

Comments are closed.