¡Amparo para Lozoya! ¡Podría quedar en Libertad!

 ¡Amparo para Lozoya! ¡Podría quedar en Libertad!

Apenas llegó a México, extraditado desde España, Lozoya consiguió lo que todo Mexicano anhela en esta Pandemia, una cama vacía de Hospital. Y es que, en vez de ser trasladado directamente a la fiscalía, el ex director de PEMEX fue revisado por un médico legista, el cual determinó que Lozoya presentaba un cuadro severo de Anemia y problemas sensibles en el esófago. Por extraño que parezca, el hombre que recibió sobornos por más de 6.1 millones de dólares, llevaba al parecer, una vida de “mendigo” en España. Pero este caso tiene todo de extraño; desde su llegada a México, hasta la confusión del mismo Presidente López Obrador sobre si estaba en el hospital o en la fiscalía, hasta el amparo que ha salido a relucir, donde parece ser, saldrá impune de sus crimenes. 

Se dice que Lozoya está recibiendo un trato VIP en el Hospital Ángeles del Pedregal, ¡ni los niños con cáncer caramba! No nos oponemos a que reciba atención, pero para ser un ex funcionario perseguido por uno de los casos de corrupción más grandes de los últimos años (tan grande que 10 países de América Latina se vieron implicados), no puede estar recibiendo trato de rey. Y ahora, en medio de sus declaraciones contra el expresidente Enrique Peña Nieto y contra el Ex Candidato del PAN Ricardo Anaya, surge un Amparo donde podría quedar en Libertad, es decir, saldría del hospital a su casa. Y es que, un Amparo podría exonerarlo de todos los casos de corrupción, parece ser que todo el que es tocado por la mano de Andrés Manuel, queda purificado de sus crímenes, quizás hasta se le esté ofreciendo protección de testigo. No se sabe aún, pero el caso tiene mucha tela de dónde cortar.

De acuerdo con la carpeta de investigación FED/SEIDF/UNAI-CDMX/0000289/2019, durante el sexenio pasado, PEMEX adquirió dos plantas que se encontraban en malas condiciones: Altos Hornos de México y Fertinal SA de CV y por las cuales pagaron más del doble de su valor real y no olvidemos por supuesto Braskem Idesa y su Planta Etileno XXI instalada en el Sur de Veracruz, donde por cierto, eliminaron áreas verdes vírgenes de la zona para construir el complejo. 

Ni los sobornos recibidos por Odebrecht, ni los contratos ilícitos, ni las campañas pagadas por corrupción, ni su conexión con los funcionarios más corruptos del sexenio pasado o ser parte de la estafa del siglo podrían valer para meter a Lozoya a la cárcel, hoy parece ser más héroe que villano para la 4T, y con los implicados acusados viene un pez gordo, pero, ¿Será capaz Andrés Manuel de encarcelar a Peña Nieto?…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *