Alerta Máxima: Atentado a la estructura social del país

Mientras México sigue preocupado por las crisis de salud y economía, en la Cámara de Diputados quieren el próximo lunes 8 realizar un atentado a la estructura social del país.

El lunes -sin que hoy sea noticia en ningún medio masivo-, la Comisión de Puntos Constitucionales pretende aprobar una reforma a 19 artículos de la Constitución, para incluir, según lo expuesto en su propuesta de dictamen, la “perspectiva de género”, eso que la mayoría entendemos que es la igualdad entre mujer y hombre, pero que en realidad es mucho más.
Esta reforma (pongo un ejemplo entrada) establece en la Constitución que toda persona tiene DERECHO A LA SEXUALIDAD Y CON QUIÉN COMPARTIRLA, respetando sus preferencias y orientaciones sexuales.

Ese simple cambio implica el derecho de todo MENOR DE EDAD a TENER SEXO CON QUIEN QUIERA (y viceversa). Habrá quien me diga que la pedofilia no se toca. Eso no es cierto, la pedofilia es un delito de Código Penal y si se hace este cambio, las preferencias y orientaciones sexuales para ejercer sexo estarán protegidas. Por tanto, todo delito que viole ese derecho debe ser modificado. Lo cual, créanme, no surgió ayer; en Naciones Unidas se ha venido impulsando esto como parte del “progreso” por países como Holanda.

Ahora, la pregunta es: ¿en qué ayuda a la igualdad entre hombre y mujer que haya “derecho constitucional a la sexualidad y con quién compartirla”? La respuesta es simple: en nada. Pero bajo ese disfraz, se agregan temas que de otra forma no pasarían.

Otro cambio que se quiere incluir en la Constitución: el derecho de toda persona a la IDENTIDAD Y EXPRESIÓN DE GÉNERO, así como el derecho a la IDENIDAD SEXUAL Y GENITAL, para el mejor desarrollo de su libre personalidad.

Esto significa que toda persona, incluyendo MENORES DE EDAD puede cambiarse de sexo libremente y como derecho, es decir, el Estado debe promoverlo y garantizarlo. Entendamos esto bien: en el país donde no hay para pagar medicinas para el cáncer, nuestros diputados plantean que los hospitales públicos sirvan para cambiarle el sexo a la personas. Ah: y si su hijo quiere cambiarse de sexo, olvídese de poder negarle ese “derecho”. Imagínese: en Oaxaca no pueden comprar pan dulce, pero sí podrán cambiarse de sexo y pagado por el Estado (pagado por usted y yo, digamos).

Otro cambio: incluir como derecho la AUTONOMÍA REPRODUCTIVA Y LIBRE DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD. Esto no es otra cosa que el disfraz para establecer que, como toda mujer puede decidir si tener o no tener hijos, así como mencioné la máscara con la que esconderían la pedofilia, acá el delito de aborto pasaría a no ser más un delito. En cuanto al tema del libre desarrollo de la personalidad, sin estar legalmente definido, es una caja de Pandora. Porque en él, todo entra. ¿Qué entiende usted como su “derecho para ejercer libremente su personalidad”? No importa cuál haya sido su respuesta, adelante, eso es.

Para no hacer esto más largo, le dejo otros dos cambios que saltan en un análisis. Uno, la reforma prohíbe las MANIFESTACIONES QUE PROMUEVEN ESTEREOTIPOS DE GÉNERO. Dos, establece la IGUALDAD SUSTANTIVA Y PARIDAD DE GÉNERO en todo, tanto en lo público como en lo privado.

Partamos de una base que a nuestros legisladores no les gusta ver. ¿Por qué no se habla de paridad hombre y mujer? ¿Por qué se habla de género? Bueno, porque si, por ejemplo, vamos a Naciones Unidas, ahí “género” no son solo hombres y mujeres, también es género ser transexual, lesbiana u homosexual y otros tantos más (en algunos países hay listas oficiales de 37 géneros y 10 orientaciones sexuales, por ejemplo; tú puedes autodenominarte agénero, bigénero, género fluido, pangénero, poligénero, autogénero, intergénero…) Ya vimos hace poco una discusión en la que se mencionó que los concursos de belleza son estereotipos de género, pero ¿esto va a aplicar a todos esos géneros de Naciones Unidas? ¿O por qué no poner hombre y mujer? Ahora, pregunto: ¿es justo para una Asociación de Mujeres Artesanas en Chiapas que ahora les digan que violan la Constitución porque no hay igual número de hombres en su empresa? O de otros géneros.

A esto hemos llegado, al ridículo de pensar que igualdad significa que en una empresa o en cualquier oficina, no importa de qué tipo sea, si no hay igualdad de género, no hay igualdad.

Y le decía que eso será el lunes, pues el martes, en la Comisión de Gobernación y Población, prohibirán a las asociaciones religiosas cualquier acto de discriminación violando el Estado Laico.

Le dejo esta reflexión final: casi a todos a quienes pregunto si consideran que sus abuelos o ellos mismos tenían antes mejor calidad de vida, me dan como respuesta mayoritaria que nuestros abuelos vivían mejor. Ciertamente, hoy hemos avanzado en mucha cosas (medicinas, por ejemplo, o comunicaciones, transporte, acceso a estudios…) Pero hay un falso progreso que nos ha ido transformando como sociedad, que pretende cambiar incluso qué significa ser humanos (qué es libertad de decisión por ejemplo; la libertad es uno de los aspectos esenciales que define a un ser humano), y no nos ha cambiado para bien.

Ante esto, lo invito a que, si no está de acuerdo con lo que se va a votar, averigüe el teléfono de su diputado federal y hágaselo saber. De lo contrario, nuestra sociedad y sus principios y valores, sufrirán las consecuencias de nuestro silencio y de los avances de quienes juegan gracias a él. Movimiento Viva México

Ferdinard Recio López

Licenciado en Derecho, especializado en Derecho Electoral, en Derecho Fiscal y Administrativo, con estudios en materia de administración de Empresas, Consultoría Política, Campañas Políticas y Alta Dirección de Organismos Empresariales, en instituciones académicas como Harvard University y George Washington University, entre otras. Fue Director General de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), donde actuó como representante del sector empresarial mexicano ante el Business and Industry Advisory Commitee de la OCDE, ante la Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo. Fue Director de la Revista Pulso Legislativo y cuenta con amplia experiencia en procesos y campañas electorales. Ha sido Delegado de México ante la Comisión de Población y Desarrollo de Naciones Unidas en 4 ocasiones. Ha asesorado Gobernadores, Alcaldes, Legisladores Federal y Locales, tanto en sus procesos de elección, como en sus gestiones de gobierno y representación popular. Desde hace más de 10 años, se dedica al cabildeo y a brindar asesoría política en México a integrantes de todos los partidos políticos. Además de participar en distintas organizaciones de la sociedad civil, destacando el MOVIMIENTO VIVA MÉXICO.

Notas relacionadas

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *